Netflix pisa el acelerador para ofrecer videojuegos a partir de 2022

De acuerdo a 'Bloomberg', Netflix comenzará a ofrecer videojuegos a partir de 2022. Tendrá su propio equipo de desarrollo.

105

Hipertextual-Ebenizer Pinedo

Netflix se está preparando para entrar de lleno al mercado de los juegos en el futuro próximo. Hace poco te dimos a conocer que la plataforma de vídeo en streaming se acercó a veteranos la industria de los videojuegos para sumarlos a su ambiciosa estrategia. Ahora, sin embargo, Bloomberg informa que Mike Verdu, antiguo vicepresidente de contenido de Oculus VR (Facebook), se unió a Netflix como vicepresidente de desarrollo de videojuegos. Verdu igualmente fue conocido por haber dirigido la división de juegos móviles de Electronic Arts y por ser el director creativo de Zinga.

Esta información es de vital importancia porque confirma que Netflix no solo quiere distribuir juegos, también desarrollarlos. Crear títulos no es un tema menor; gigantes como Amazon y Google se han quedado a medio camino en su intento por consolidarse en el sector. De hecho, los de Mountain View recientemente tiraron la toalla al cerrar los estudios de desarrollo de Stadia. El mencionado servicio sigue vivo, por ahora

Mark Gurman —más que conocido en la rumorología de Apple— y Lucas Shaw, los dos periodistas que firman el reporte de Bloomberg, afirman que Netflix comenzará a ofrecer videojuegos a partir de 2022. Aparentemente, lo harán a través de la plataforma que ya poseen en la actualidad, dedicando una sección especifica como si fuera un género adicional de contenido. Así que, en un principio, no planean lanzar un servicio secundario para concentrar sus juegos.

Netflix ofrecerá videojuegos a partir de 2022, DualSense

Bloomberg señala que, en los próximos meses, Netflix comenzará a dar forma al equipo responsable de sus títulos. En la web de la compañía ya se publicaron algunas vacantes relacionadas con el desarrollo de videojuegos. Ahora bien, ofrecer juegos puede ser una justificación perfecta para aumentar el precio de la suscripción. Será interesante ver cómo la empresa gestiona este tema en los próximos años.

Otra duda que queda en al aire es cómo Netflix distribuirá sus primeros videojuegos. La primera opción es que los usuarios descarguen todos los archivos necesarios para ejecutar un título, lo cual limitaría los dispositivos que pueden soportarlos por cuestiones de rendimiento y almacenamiento. La otra alterativa, y quizá más factible, es que Netflix recurra a la tecnología del Cloud Gaming. Gracias a esta, el procesamiento de los juegos ocurre “en la nube” (servidores) y los dispositivos solo reciben la señal de vídeo.

Si optan por la segunda, Netflix estaría entrando al territorio de Xbox Cloud Gaming (xCloud) y la imbatible biblioteca de Xbox Game Pass. Otros competidores que aparecen en el horizonte son el ya mencionado Google Stadia, Amazon Luna, PlayStation Now y Nvidia GeForce Now. La realidad es que todavía nos falta conocer más información sobre cómo Netflix planea triunfar en una industria tan complicada.