Netflix y PlayStation suben sus precios en México para retener IVA a usuarios

A partir de junio, las plataformas digitales retendrán el impuesto al consumo de 16% a sus clientes tras las reformas a la Ley de Ingresos y la Ley del IVA en México.

0
710

Esta semana, Netflix y PlayStation anunciaron a sus clientes mexicanos que aumentarán el costo de sus tarifas a partir de junio, con el fin de incorporar el impuesto al valor agregado (IVA) de 16 por ciento, luego de que el Senado aprobó el año pasado gravar los servicios de plataformas digitales en la miscelánea fiscal 2020.

Netflix notificó a los usuarios que desde el 7 de junio sus precios se elevarán de 129 a 139 pesos en el plan básico; de 169 a 196 pesos en el plan estándar; así como el plan premium pasará a costar 266 pesos y ya no 229, debido a que la recaudación del IVA para este tipo de servicios comenzará en junio.

PlayStation también informó que elevará sus tarifas para agregar el correspondiente IVA a partir del primero de junio. “Los impuestos de venta cobrados en su tarjeta de crédito para cada orden están determinados por las regulaciones locales, y no por PlayStation Network”, dijo.

Dentro del paquete fiscal para este año, el gobierno de México incluyó reformas a la Ley de Ingresos y a la Ley del IVA para determinar impuestos a los servicios digitales. Así, esta medida no sólo se limita a Netflix y Playstation, sino también a otras plataformas como Spotify, Amazon Prime y YouTube Premium.

Pero los cambios a la legislación además contemplan cobrar un impuesto sobre la renta (ISR) al servicio de aquellos que transaccionan en una plataformas digital, como Amazon, Airbnb, Mercado Libre o Uber; es decir, que las empresas retendrán el ISR a quienes venden productos a través de sus canales o a sus conductores, según sea el caso.

Mientras tanto, la implementación de un impuesto digital o especial para que este tipo de compañías multinacionales tributen en los diferentes países donde operan, incluido México, como lo hacen las empresas nacionales, todavía es otra discusión. La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos está en el proceso de fijar reglas fiscales para las ganancias del sector digital.

Francia quería aplicar el impuesto digital desde el año pasado, lo que desató una disputa con Estados Unidos, cuyo gobierno incluso amenazó con cobrar más aranceles a productos franceses, dado que gran parte de las gigantes tecnológicas tienen sede en el país norteamericano. El objetivo de la OCDE es llegar a un acuerdo sobre el tema este 2020, o la Unión Europea podría tomar su propio camino.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here