Francia está decidida a implementar el impuesto de 3 por ciento sobre las ventas digitales que se presentará ante el parlamento a finales de abril, así lo confirmó Bruno Le Maire, ministro de economía. Además, la cámara baja del Parlamento francés debatirá el proyecto de ley fiscal nacional de la GAFA, para empresas de tecnología con ingresos mundiales de más de 750 millones de euros.

El comentario de Le Maire surge el mismo día en que Mike Pompeo, secretario de Estado de los Estados Unidos, pidió que se retirara el impuesto previsto, debido al impacto negativo que ocasiona en las grandes empresas digitales estadounidenses.

La declaración de Pompeo se suma a la advertencia del funcionario del tesoro Chip Harter, quien calificó el impuesto como “discriminatorio”; aseguró que Estados Unidos estaba considerando quejarse ante la Organización Mundial de Comercio.

Buscando una conciliación, Le Maire informó que Francia apoyaba firmemente el trabajo de la OCDE para encontrar un consenso sobre las nuevas reglas fiscales digitales y que el impuesto propuesto era una medida provisional que se mantendría hasta acordar la reforma internacional.

En una reunión de finanzas de la Unión Europea, Suecia, Finlandia, Irlanda y Dinamarca bloquearon un borrador con la propuesta de impuestos GAFA a nivel de la UE. La Comisionada de Competencia, Margrethe Vestager, aseguró que “si se quieren obtener resultados en un período de tiempo razonable, Europa debe tomar la iniciativa”, liderando el camino si no existe un consenso global suficiente.

“Nos estamos convirtiendo en un mundo cada vez más digital y será un gran problema si no encontramos una manera de aumentar los impuestos (digitales)”, agregó Vestager, quien tiene un alto perfil en Bruselas por atacar la evasión fiscal y los poderes de monopolio entre las multinacionales de Estados Unidos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here