El Financiero. Bloomberg / Takashi Mochizuki

Nintendo ha pedido a sus socios de ensamblaje que de nuevo aumenten la producción de la consola Switch, elevando el objetivo hasta 30 millones de unidades para este año fiscal, según personas familiarizadas con la estrategia.

El fabricante de juegos japonés ha tenido dificultades para satisfacer la demanda de Switch durante la mayor parte de este año, gracias al enorme éxito de Animal Crossing: New Horizons y a la pandemia del nuevo coronavirus, que impulsa la demanda de juegos.

La compañía había elevado los pedidos de producción a 25 millones de unidades a principios de agosto, pero esa cifra ha resultado insuficiente y los ensambladores ahora operan fábricas al 120 por ciento, dijeron las personas, quienes pidieron permanecer en el anonimato porque los objetivos son privados. Las acciones de Nintendo eliminaron las pérdidas este miércoles para ganar hasta 2.3 por ciento tras conocerse la noticia.

La producción de Switch sufrió problemas por las medidas de confinamiento en China a principios de año, pero esos obstáculos se han solucionado desde entonces y la cadena de suministro de Nintendo ahora está en pleno funcionamiento.

Sin embargo, el aumento en la demanda que la compañía ha registrado con Animal Crossing ha sido poco común, y tanto el juego como la consola mantienen un elevado impulso de ventas seis meses después de la introducción del título en el mercado.

La venta de la variante Switch Lite, más económica, a finales de 2019 ayudó a ampliar la base potencial de usuarios de la máquina y Nintendo está trabajando en preparativos para una nueva versión de Switch y una serie reforzada de juegos para 2021, informó Bloomberg News. Varios desarrolladores externos de juegos, quienes hablaron de manera anónima ya que se trata de un asunto privado, dijeron que Nintendo les había pedido que prepararan sus juegos para 4K.

Un portavoz de Nintendo rehusó hacer comentarios.

La compañía de juegos, con sede en Kioto, informó un importante aumento de los beneficios para el trimestre que finalizó en junio, gracias en gran medida a Animal Crossing y a una transición acelerada a las compras de juegos digitales. Nintendo se enfrentará al doble desafío de las consolas competidoras de Sony y Microsoft que sacarán al mercado sus series PlayStation 5 y Xbox de próxima generación en el otoño. Sin embargo, los analistas no están convencidos de que eso sea suficiente para frenar el impulso de Switch.

“Nuestros datos sugieren que Switch aún no ha cubierto la demanda”, estimó Katsuhiko Hayashi, de la firma de análisis Famitsu Group. “Es probable que las ventas de Switch cobren más impulso a finales de año”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here