No basta con garantizar acceso: mujeres experimentan una Internet de segunda clase

Aunque la brecha de acceso a Internet se está acordando alrededor del mundo, se debe velar por que exista una verdadera conectividad significativa entre las mujeres, advierte World Wide Web Foundation.

0
542

Los países alrededor del mundo están avanzando en expandir el acceso a Internet de manera igualitaria entre mujeres y hombres. Sin embargo, la conectividad digital aún no ha cumplido su promesa de combatir la desigualdad de género, porque existen barreras para que ellas puedan beneficiarse efectivamente de las herramientas digitales.

Un nuevo estudio de World Wide Web Foundation, titulado Women’s Rights Online: cerrando la brecha digital de género para un mundo más igualitario, advierte que las mujeres experimentan una Internet de segunda clase, pues, más allá del acceso básico, persiste la brecha en términos de conectividad significativa y apropiación real del espacio en línea.

En la región de América Latina, el informe toma como país de muestra a Colombia, donde la brecha digital de género es de apenas 0.9 puntos porcentuales, pero la diferencia en conectividad significativa asciende a 17 por ciento. Este último término es acuñado por la Alianza para Internet Asequible (A4AI) y se refiere a las condiciones necesarias para que Internet juegue un papel transformador en la vida de las personas (con dispositivos, datos suficientes, velocidad, etcétera).

Si bien las mujeres y los hombres están en línea en casi igual número, es más probable que ellos tengan una conexión de mejor calidad, con dispositivos de gama más alta, más datos y un uso regular de la banda ancha, destaca el reporte. Por ejemplo, en dicha nación, sólo 36 por ciento de ellas cuenta con 4G, mientras más de la mitad de la población masculina accede a la red de cuarta generación.

Algunas de las barreras que impiden detonar el potencial que tendría Internet en el camino para conseguir la igualdad de género son la falta de asequibilidad de los datos y los equipos para conectarse; la falta de habilidades digitales, especialmente en las comunidades rurales; así como la carencia de cobertura en algunas zonas.

Otro de los factores que obstaculizan el cierre de la brecha de conectividad significativa es que las mujeres desempeñan un papel menos activo en la creación de contenido. Cuando ya están en Internet, hay menos probabilidades, en relación con sus pares hombres, de que publiquen comentarios, creen blogs, anuncien servicios o vendan productos en línea.

“Sin la plena participación de las mujeres como creadoras, Internet se seguirá construyendo con una inclinación hacia las perspectivas masculinas y se perderá el conocimiento, el talento y las contribuciones integrales de toda la sociedad”, alerta World Wide Web Foundation.

Lograr disminuir la brecha de género en el entorno digital, y finalmente cerrarla, sólo será posible si se ve al acceso básico a Internet como parte del proceso y no como el objetivo final, señala. Por tal razón, el estudio explica que se deben desarrollar políticas públicas integrales, que tomen en cuenta los diferentes contextos de las mujeres.

Asimismo, es indispensable apoyar la participación de las mujeres en el desarrollo tecnológico, la creación de contenido local y la innovación TIC, de manera que sus perspectivas se reflejen en la evolución del ecosistema digital y se cree más liderazgo; salvaguardar la privacidad en línea; promover competencias digitales, y, en general, adoptar la conectividad significativa como un amplio propósito de los gobiernos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here