ca. 1990s, Finland --- Bikes Parked Outside Nokia Corporation Buildings --- Image by © Joel W. Rogers/CORBIS

Nokia estudia las transacciones con su antiguo rival Alcatel-Lucent, que adquirió en 2016, luego de informar posibles problemas de cumplimiento en la unidad a la Comisión de Valores e Intercambio (SEC) de Estados Unidos.

El fabricante finés de equipos de red señaló en su sección “factores de riesgo” que, incluso años después de haber completado la adquisición de Alcatel-Lucent, todavía se encuentran desenterrando cosas que pueden presentar algún tipo de amenaza para la compañía.

Mencionó que ciertas prácticas relacionadas con problemas de cumplimiento en el antiguo negocio de Alcatel-Lucent habían planteado sus preocupaciones durante el proceso de integración.

Nokia dijo haber iniciado una investigación interna, además de informar voluntariamente el asunto a las autoridades reguladoras pertinentes para resolverlo en conjunto.

“La resolución de este asunto podría resultar en posibles sanciones penales o civiles, incluida la posibilidad de multas monetarias, que podrían tener un efecto adverso importante en nuestro negocio, marca, reputación o posición financiera”, apuntó la compañía en un comunicado.

Irán también fue abordado en la sección de riesgos, ya que Nokia explicó el dilema de que, mientras Europa está relajando sus sanciones contra el país, Estados Unidos se está moviendo en la otra dirección y las está incrementando.

“Como empresa europea será bastante difícil reconciliar a los regímenes de política exterior opuestos de Estados Unidos y la UE”, lamentó Nokia.

Dado que Estados Unidos ha demostrado una capacidad ilimitada de actitud vengativa hacia las empresas que hacen negocios con Irán, Nokia ha decidido no hacer más negocios por el momento.

“Aunque evaluamos nuestras actividades comerciales de forma continua, actualmente no tenemos la intención de aceptar ningún negocio nuevo en Irán en 2019 y sólo tenemos la intención de cumplir con las obligaciones contractuales existentes en Irán de conformidad con las sanciones económicas aplicables y otras leyes relacionadas con el comercio”, indicó la empresa.

La sección de riesgos también mencionó a HMD Global, que otorga licencias a la marca Nokia para que se coloque en sus teléfonos inteligentes.

No hace referencia a ningún caso específico, pero señala que “Nokia tiene limitaciones en su capacidad para influir en HMD Global en su negocio y otras operaciones, lo que nos expone a los posibles efectos adversos del uso de la marca Nokia por parte de HMD Global u otro desarrollo adverso encontrado por HMD Global que se puede atribuir a Nokia a través de la asociación y HMD Global es un licenciatario de la marca Nokia”.

Las acciones de Nokia bajaron 8.2 por ciento a las 1127 GMT, en camino al peor día desde octubre de 2017.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here