Nokia reajusta su compromiso con la reducción de emisiones de carbono

555

Nokia anunció su nuevo compromiso para reducir las emisiones de carbono en un 50 por ciento tanto en sus propias operaciones como en los productos en uso, ampliando sus metas hasta 2030. Los nuevos objetivos se firmaron con la iniciativa Science Based Targets (SBTi), con el propósito de hacer frente al calentamiento global de 1.5°C.

Los objetivos basados ​​en la ciencia (SBT, por sus siglas en inglés) de Nokia surgen en 2017 y son autenticados por la SBTi, quien trabaja con empresas del sector privado validando sus objetivos de reducción de emisiones de acuerdo con los requisitos globales. En ese momento, Nokia estaba enfocada a limitar el calentamiento global de sus operaciones a 2°C.

En ese momento, la empresa finesa logró un ahorro del 90 por ciento dentro de sus propias operaciones y estaba pronta a lograr un “alcance 3” para los productos en uso con sus clientes. Pero los objetivos debieron cambiar para ajustarse al nuevo escenario del calentamiento global y, en 2019, Nokia amplió sus objetivos para cubrir casi al total de su cartera de productos.

Relacionado: Microsoft promete detener su huella de carbono para 2030

Asimismo, incluyó las emisiones de las fábricas de logística y ensamblaje dentro de su cadena de suministro y las emisiones de sus propias operaciones. Pekka Lundmark, presidente y director Ejecutivo de Nokia, aseguró que “el cambio climático es una carrera contra el tiempo, por lo que sus objetivos deben ser más estrictos, nuevos y calibrados científicamente, para ir más lejos y más rápido en la reducción de la huella de carbono”.

Nokia garantizará que la sostenibilidad sea el centro del diseño de sus productos y de las soluciones inteligentes que habilitan, y se está ocupando de múltiples formas, desde la eficiencia energética del hardware y software hasta la modernización y un mejor uso de los recursos. Tal es el caso del chipset ReefShark utilizado en los productos de radio AirScale, que reduce el uso de energía en un 66 por ciento.

En diciembre de 2020, la compañía recibió un reconocimiento por sus contribuciones para reducir las emisiones, mitigar los riesgos climáticos y desarrollar una economía baja en carbono, además fue incluida en la Lista A del estándar CDP en la categoría Cambio climático.