Telenor está planeado hacer un reemplazo de la red de cobre por nueva tecnología para fines de 2022, por lo que la Autoridad Nacional de Comunicaciones de Noruega (Nkom) le solicitó hacer cambios a las obligaciones en los mercados de banda ancha, ya que el cerrar dicha red afecta las condiciones de competencia. Por tal motivo, el operador deberá cambiar la clasificación de la infraestructura y hacer informes semestrales.

Nkom recibirá comentarios al respecto hasta el 27 de enero.

En 2018, Telenor fue designado como proveedor de acceso local y central a redes de acceso fijo (mercados de banda ancha) y estaba sujeto a obligaciones relacionadas con el acceso, precio, regulación, la no discriminación, transparencia y separación contable.

Actualmente, varios proveedores de banda ancha basan sus servicios en la compra de acceso en la red de cobre de Telenor, siendo de suma importancia que estos obtengan el acceso necesario a equipos sustitutos en la futura infraestructura del operador. El regulador aún está considerando si son necesarios más cambios en las obligaciones y lo dará a conocer más adelante.

En cuanto a los informes semestrales, Telenor tendrá que reclasificar las redes de acceso mayorista por redes de acceso de fibra expandidas sistemáticamente, informando sobre las mismas el 1 de marzo y 1 de septiembre de cada año, indicando también en qué áreas establece un nuevo acceso de fibra ampliado sistemáticamente en los últimos seis meses y facilitando el número de líneas individuales que tenía antes de la nueva red.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here