En sintonía con sus planes para hacer de la banda ancha un insumo básico, el gobierno de Noruega presentó al Parlamento un proyecto de ley para acelerar y extender la implementación de este servicio de conectividad en el país.

A través de la nueva legislación, se busca alcanzar una cobertura con banda ancha de alta velocidad de 90 por ciento de la población hacia fines de 2020. De acuerdo con la Autoridad Nacional de Comunicaciones (Nkom), el país tenía una penetración de 39 por ciento hasta el tercer trimestre del año.

Lo anterior significa que el proyecto debe determinar las bases para que el despliegue de infraestructura sea más rápido y menos costoso, mediante la cooperación entre el sector público y privado para la utilización conjunta de las redes existentes.

Además, la ley propuesta es compatible con las directrices en la materia que promueve la Unión Europea. Aunque el país no pertenece a esta comunidad política, sí se relaciona con ésta a través del Espacio Económico Europeo.

También la legislación propiciaría la construcción de redes móviles de quinta generación, las cuales demandarán instalar más estaciones base, puesto que abre el acceso a esta infraestructura estratégica.

En junio, el regulador noruego llevó a cabo la subasta por el espectro de 700 MHz y 2.1 GHz para servicios móviles, y ha destinado subsidios para el desarrollo de banda ancha en lugares desatendidos. Con estas acciones, y de aprobarse el proyecto de ley, se espera cerrar la brecha digital en el país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here