El plan de Telenor de reemplazar la red de cobre obliga a que quienes la ocupan sean informados sobre los planes en relación a ella, así lo informó la Autoridad Nacional de Comunicaciones (Nkom) de Noruega.

En diciembre del año pasado, Telenor fue designado como proveedor con poder de mercado, imponiéndole obligaciones especiales en los mercados de banda ancha.

Telenor tendrá que notificar todas las decisiones que tome durante los siguientes tres años, es decir, hasta 2021, así como los cambios que realice en su infraestructura, incluida la red de acceso de cobre, la cual sigue siendo importante para los servicios de banda ancha a pesar de que el número de clientes ha disminuido en los últimos años.

Nkom dio a conocer los requisitos para el contenido de las notificaciones que Telenor enviará a los inquilinos de la red de cobre, con la intención de que puedan estar prevenidos en caso de un cierre de la línea, poniendo un equilibrio en el campo de juego entre los usuarios de la red y el propio Telenor.

A su vez, la Autoridad anunció decisiones adicionales en línea con estas aclaraciones y poniendo como fecha límite el 25 de noviembre para recibir comentarios sobre la notificación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here