El transporte público en Nueva York se renueva para incluir los pagos de comunicación de campo cercano (NFC, por sus siglas en inglés). La semana pasada, Google anunció que había integrado su sistema de pagos en transporte público, ahora es Apple quien se une al movimiento.

En los autobuses de Londres se introdujo por primera vez este sistema desde 2012, posteriormente se extendió al Metro y al National Rail, por lo que la gente está tan habituada a este sistema de pago que se desesperan cuando alguien quiere pagar de manera “anticuada”.

Otras ciudades como Sydney, Moscú y Madrid ya están haciendo uso de la nueva tecnología.

En Nueva York, esta actualización llega un tanto retrasada. Google introducirá sus sistemas de pagos móviles en el Metro a partir del 31 de mayo, al igual que Apple. Mientras que, en un inicio, el sistema de pago directo sólo estará disponible en las líneas cuatro, cinco y seis, entre la estación Grand Central en Manhattan y Atlantic Avenue-Barclays Center en Brooklyn, así como en los autobuses en Staten Island.

El plan es cubrir toda la red de transporte público en los próximos meses, con este sistema. Google se ha comprometido a continuar trabajando con la Autoridad Metropolitana de Transporte para implementar más funciones con Google Maps y Google Assistant.

Los beneficios van más allá de las eficiencias operativas para el sistema de transporte público. Este medio es más rápido que los medios tradicionales, un factor relevante si se considera la cantidad de personas que se mudan del campo a las ciudades en la actualidad, lo que generará una tensión considerable en el transporte público en poco tiempo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here