Nueva Zelanda destina inversión adicional de 9.2 mdd para banda ancha rural

La prioridad de Nueva Zelanda es la actualización de las torres móviles en zonas rurales donde hay un gran número de niños en edad escolar que no pueden acceder a Internet.

0
357

Nueva Zelanda anunció la asignación de 15 millones de dólares neozelandeses (9.2 millones de dólares estadounidenses) tomados de los ahorros de la iniciativa de banda ancha ultrarrápida, lo que se impulsará el desarrollo y el bienestar de las comunidades rurales a medida que la economía se recupera del Covid-19.

El Ministro de Radiodifusión, Comunicaciones y Medios Digitales, Kris Faafoi, y el Ministro de Infraestructura, Shane Jones, indicaron que la inversión busca mejorar la capacidad de banda ancha rural con la actualización de algunas torres móviles rurales, mejorar la red de retorno inalámbrico que conecta sitios remotos a redes centrales, e instalar antenas externas en hogares para mejorar la cobertura.

Kris Faafoi indicó que “esta inversión brinda servicios de banda ancha a hogares rurales que no tienen acceso a Internet, y significa que las comunidades remotas estarán mucho mejor equipadas para ponerse en marcha nuevamente cuando salgamos del cierre”. El objetivo del gobierno es proporcionar acceso al 99.8 por ciento de los neozelandeses.

El ministro Shane Jones aseguró que la mejora de la infraestructura es la forma más rápida de proporcionar banda ancha a estos hogares donde actualmente hay cobertura, pero las torres están a su capacidad o cerca de ella. “La conectividad de banda ancha es crucial para iniciar la actividad económica en las zonas rurales y las mejoras de capacidad son urgentes”.

Estas acciones permitirán que los estudiantes en áreas remotas tengan acceso al programa de conectividad digital lanzado por el gobierno, en apoyo al aprendizaje a distancia. El gobierno priorizará la actualización de las torres que brindan cobertura a la mayor cantidad de personas y donde es más rentable hacerlo.

Esta inversión se suma a la fase dos de la iniciativa de banda ancha rural por 150 millones de dólares neozelandeses (92 millones de dólares estadounidenses) por parte del gobierno, el cual proporciona a las familias y empresas rurales velocidades de banda ancha de 20 Mbps de descarga.

En 2017, Crown Infrastructure Partners indicó que 90 mil hogares y empresas rurales no contaban con velocidades de banda ancha de por lo menos 20 Mbps, por lo que se espera completar la fase dos de la iniciativa para 2021, proporcionando banda ancha a la población rural, mientras que el 87 por ciento de la población restante está cubierta por este nuevo proyecto, con velocidades de hasta 1 Gbps utilizando fibra en las instalaciones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here