NXP Semiconductors llegó a un acuerdo para adquirir la cartera de conectividad inalámbrica de Marvell por un valor de 1.76 mil millones de dólares, que incluye la Unidad de Negocios de Conectividad Wi-Fi, la cartera de tecnología Bluetooth y los activos relacionados.

Con la adquisición, NXP pretende ofrecer soluciones completas y escalables de procesamiento y conectividad a sus clientes en sus mercados finales de enfoque, dijo la compañía en un comunicado.

El negocio adquirido emplea a unas 550 personas en todo el mundo y generó aproximadamente 300 millones de dólares en ingresos en el año fiscal 2019 de Marvell.

El equipo de conectividad de Marvell ha sido pionero en el suministro de soluciones combinadas de Wi-Fi y Bluetooth innovadoras, seguras y confiables, por lo que la adquisición le permitirá a NXP brindar a sus clientes una gama completa de soluciones de conectividad inalámbrica para los mercados de infraestructura industrial y automotriz, Internet de las cosas (IoT) y de comunicaciones que simplifica la logística de la cadena de suministro de los clientes y mejora el tiempo de la comercialización.

NXP prevé que la adquisición se agregue a la ganancia operativa ajustada en el primer trimestre completo después del cierre. La compañía también apunta a duplicar los ingresos de las actividades para 2022.

Qualcomm acordó comprar NXP en 2016, pero se alejó de la oferta de 44 mil millones de dólares el año pasado después de no poder obtener la aprobación reguladora china.

Para Marvell, la venta de su negocio de conectividad tiene un sentido estratégico, ya que se está enfocando más en el mercado de equipos de red luego de la adquisición de Cavium por 6 mil millones de dólares en 2017.

Se espera que la transacción se cierre en el primer trimestre de 2020, sujeto a las condiciones de cierre habituales, incluidas las aprobaciones regulatorias.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here