El operador O2 lanzó una crítica a la Oficina de las Comunicaciones (Ofcom) del Reino Unido por su reciente propuesta de desfragmentar las bandas de espectro radioeléctrico de la banda ancha móvil ultrarrápida 5G de 3.4 a 3.8 GHz después de la subasta el próximo año, asegurando que dichos términos están siendo inclinados a favor de Three UK, al colocarlo en una posición ventajosa para obstruir a sus rivales.

El regulador argumenta que, para tener mayor rendimiento de 5G, se deben usar “bloques de espectro contiguos grandes”, porque evita mayores costos de equipo; es decir, se puede usar una sola antena, y por ello propuso la desfragmentación de las bandas de espectro radioeléctrico, para llevar tales beneficios a otros operadores.

Three UK se encontraba en desventaja por no contar con espectro amigable suficiente para dispositivos móviles como sus rivales, pero en los últimos años la Ofcom ha tratado de equilibrar el mercado; en el caso de 5G, Three UK ya alberga 140 MHz de espectro relacionado, incluido un solo bloque contiguo de 100 MHz, mientras que sus rivales tienen bloques de 40 MHz ó 50 MHz.

De no haber cambios, la próxima subasta de 3.6 GHz – 3.8 GHz sólo liberará 120 MHz de frecuencia de espectro, no lo suficiente para dar acceso a más de un solo operador, por lo que la Ofcom propuso un mecanismo que requiere que los operadores móviles jueguen bien y de manera justa. O2 advirtió que es muy riesgoso que “el comercio entre operadores no resuelva la situación”, pues los intereses de todos no están alineados actualmente.

“Las políticas de la Ofcom han favorecido a un operador, permitiendo que establezca una posición desde la cual puede extraer ganancias de los rivales a cambio de mover su espectro, o de esperar rentas competitivas al impedir que los rivales adquieran bloques contiguos más grandes”, añadió O2.

Three UK apoya el plan del regulador, pero quiere que todos los titulares de espectro de 3.4 – 3.8 GHz participen en la fase de negociación; sin embargo, lo que no admite es que la Ofcom quiera que, de no llegar a un acuerdo unánime, se permita un acuerdo parcial entre un subconjunto de ganadores, y asegura que esto no es viable porque “dos operadores podrían no llegar a un acuerdo unánime, pues saben que obtendrán espectro adyacente de 3.6 GHz y después de la subasta intercambiarán su espectro de 3.4 GHz y 3.6 GHz”.

Vodafone también externó su descontento con la propuesta para permitir un subconjunto de acuerdos. “El enfoque establecido en la consulta es discriminatorio contra Vodafone, por lo tanto, es inaceptable”, aseguró el operador. Por su parte, BT dijo que era “importante” que la Ofcom incluyera “la opción adicional de explorar si se puede lograr un acuerdo parcial entre un subconjunto de ganadores”.

El regulador tomará la decisión final sobre la adjudicación de espectro en este año, para poder realizar la subasta en la primavera de 2020.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here