La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) renovó el compromiso entre 137 países para abordar los desafíos fiscales derivados de la economía digital y diseñar un impuesto tecnológico antes de que acabe 2020.

Según el comunicado emitido por la OCDE, los participantes del acuerdo negociarán nuevas reglas para acordar “en qué lugar se debe pagar impuestos y qué porción de las ganancias deben ser gravadas”.

El Secretario de la OCDE, Ángel Gurría, dijo que “es más urgente que nunca que los países aborden los desafíos fiscales que surgen de la digitalización de la economía, y la única forma efectiva de hacerlo es continuar avanzando hacia una solución multilateral basada en el consenso para revisar el sistema fiscal internacional”.

La OCDE afirma que hará todo lo posible para facilitar el consenso a fin de evitar que los países “actúen de forma unilateral, lo cual tendría consecuencias negativas para una economía internacional ya frágil”.

La renovación del compromiso surge como respuesta de la OCDE, luego de que Francia aceptó suspender su nuevo impuesto digital que desencadenaría una guerra comercial con EE.UU. y afectaría a gigantes tecnológicos como Google, Amazon, Facebook y Apple.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here