OCDE señala la ruta para expandir la banda ancha en medio de Covid-19

La organización apunta a que los gobiernos promuevan medidas a favor de la competencia, las inversiones y la innovación para expandir la conectividad

0
631

La conectividad de banda ancha se ha vuelto un pilar de los países para impulsar la transformación digital y, al mismo tiempo, enfrentar las restricciones impuestas ante la pandemia de Covid-19.

Por ello, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) trazó una hoja de ruta con una serie de recomendaciones para que los países fomenten la competencia, las inversiones y la innovación en infraestructura de banda ancha.

En primer lugar, el organismo señala que los Estados miembros y no miembros deberían promover la competencia en todos los mercados y servicios con políticas no discriminatorias, el intercambio voluntario de redes de telecomunicaciones y las inversiones en infraestructura resiliente y escalable.

De acuerdo con el documento de la OCDE, los países deben fomentar el diálogo entre las múltiples partes interesadas, incluyendo al gobierno nacional, las administraciones locales, los operadores de red, reguladores y consumidores. Y los gobiernos tienen que implementar marcos legales y regulatorios sólidos para expandir la conectividad.

Otros de los pendientes urgentes que las naciones necesitan abordar son eliminar las brechas digitales y las barreras al despliegue de banda ancha, según identifica la hoja de ruta.

En estos aspectos, la organización recomienda promover la adopción de servicios avanzados de banda ancha a precios asequibles para todos; tomar medidas para evitar distorsiones en la competencia; fortalecer los derechos de los consumidores; mejorar las habilidades digitales de la población; apoyar una gestión eficiente del espectro; así como reducir los obstáculos administrativos y de procedimientos en la concesión de licencias y permisos de construcción.

Además, la OCDE advierte que los países requieren tomar medidas para garantizar la resiliencia, confiabilidad, seguridad y alta capacidad de las redes, sobre todo frente a los retos que ha traído consigo la pandemia de la Covid-19 y el aumento de presión en las redes debido a cambios en los patrones de consumo.

También lee: Transformación digital salvaría a América Latina de la crisis económica post Covid-19: OCDE y Cepal

Para alcanzar estos parámetros en las redes de banda ancha, el organismo aconseja que se publiquen informes periódicos con datos abiertos, verificables y granulares sobre los servicios que reciben los usuarios; adoptar medidas dirigidas a minimizar el riesgo de interrupción de la red y, por tanto, la resiliencia, y procurar que las redes sean resistentes a los riesgos de seguridad digital.

En última instancia, la organización internacional destaca la importancia de que los gobiernos y el sector privado se preocupen por poner en marcha acciones para minimizar los impactos ambientales de las redes de telecomunicaciones. Esto, puntualiza, puede lograrse si se adoptan redes y dispositivos sostenibles, y las empresas informan continuamente sobre su huella ambiental y lo que están haciendo para atenuarla.

Ulrik Vestergaard Knudsen, secretario General Adjunto de la OCDE, aseguró que materializar estas recomendaciones en los países exigirá un gran esfuerzo de política pública dirigida a expandir la conectividad, una tarea que es urgente durante el actual contexto de contingencia. Aunque la crisis sanitaria ha generado desafíos, también representa una oportunidad para colocar a la política digital en el centro de los planes de recuperación después de la pandemia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here