Como lo hicieron varios países asiáticos, ocho de las principales empresas de telecomunicaciones europeas acordaron compartir datos anónimos de ubicación de teléfonos móviles con la Unión Europea (UE) para rastrear la propagación del coronavirus, al tiempo que se adhiere a las normas de privacidad.

Las compañías que darán los datos, nucleadas en GSMA, son: Vodafone, Deutsche Telekom, Orange, Telefónica, Telecom Italia (TIM), Telenor, Telia y A1 Telekom Austria.

La Comisión utilizará datos anónimos para proteger la privacidad y agregar datos de ubicación de teléfonos móviles para coordinar medidas que rastreen la propagación del virus, dijo el jefe del mercado interno de la Comisión Europea, Thierry Breton.

Para calmar aún más las preocupaciones de privacidad, los datos se eliminarán una vez que termine la crisis, dijo el funcionario, y agregó que el plan de la UE no se trata de centralizar los datos móviles ni de vigilar a las personas.

Sin embargo, existe el temor de que tal intrusión de datos pueda llegar a ser permanente, y la vigilancia estatal en todo el mundo aumente rápidamente en respuesta a la pandemia. Muchos países han implementado rápidamente una vigilancia tecnológica generalizada para ayudar a detener la propagación de COVID-19, pero aún está por verse si estas medidas de emergencia se rescindirán de inmediato y por completo una vez que el brote finalmente esté bajo control.

Por lo pronto, el organismo supervisor europeo de protección de datos (EDPS, por sus siglas en inglés) aseguró en un comunicado que las reglas de protección de datos de la UE “son lo suficientemente flexibles como para permitir diversas medidas tomadas en la lucha contra las pandemias”.

“Comparto y apoyo su llamamiento para un establecimiento urgente de un enfoque europeo coordinado para manejar la emergencia de la manera más eficiente, efectiva y conforme posible”, apoyó la medida Wojciech Rafał Wiewiórowski, supervisor Europeo de Protección de Datos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here