Oferta de 1.7 billones por espectro no sería un error de digitación

0
272

El Tiempo-Linda Patiño

Semanas después de la subasta de espectroradioeléctrico de diciembre, uno de los negocios más importantes en materia de telecomunicaciones en el país, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) sigue analizando una petición de renuncia por parte de uno de los actores que corresponde a un polémico bloque de 10 MHz que fue licitado en 1.7 billones de pesos. 

Este viernes fue el último plazo para que los operadores enviaran comentarios al Gobierno, después de que el grupo Partners pidiera formalmente al Ministerio la renuncia del bloque, correspondiente a la banda de 2.500 MHz. Fuentes niegan posibilidad de un error de digitación y operadores exigen cumplimiento o que se le retire todo el espectro adjudicado. Bitácora confirma dos ofertas por la misma banda.

La situación ocurre en medio de una nutrida variedad de comunicados de prensa sobre el proceso de licitación. El 20 diciembre, Movistar, que no obtuvo ninguna adjudicación y por ende no recibirá espectro nuevo, dijo que los altos precios habían llevado a la firma a abstenerse de adquirir el recurso. 

Entre rumores, empezó a crecer la idea de que la alta cifra había sido resultado de un error del nuevo operador, Partners (o Novator Partners), fondo de inversión que controla a la empresa de telecomunicaciones Wom. El tema se acentuó durante los primeros días de enero con la confirmación de que el nuevo actor solicitó al Ministerio el poder regresar el espectro.

Si el Ministerio opta por aceptar la renuncia debería hacerlo sobre la totalidad de la oferta de la subasta.

Según dijo el Ministerio en ese momento, el Gobierno recibió una carta en la que Partners comunicaba su intención de  “renunciar a uno de los tres bloques de la banda de 2.500 MHz de los que fue asignatario (…) El operador indica una inconsistencia en su oferta en el mencionado bloque“. A pesar de las solicitudes de comentarios actuales, el MinTIC ha dicho que no hay declaraciones más allá de que se está estudiando el proceso.

En la jornada de puja, Partners se quedó con 20MHz de espectro en las bandas de 700 MHz y con 30MHz en la banda de los 2.500 MHz. Lo que genera discordia son los 10 MHz por los que pagó unas 8,8 veces más que el precio que ofertó por otro de los dos bloques que obtuvo en esa misma banda.

Resultados subasta

Los participantes de la subasta recibieron adjudicaciones de espectro en las bandas de los 700MHz y 2.500MHz.Foto:

Archivo

Según un reporte con las ofertas económicas de cada operador, que se encuentra publicado en el micrositio de la subasta, por ejemplo, Claro, el otro operador que adquirió espectro en las bandas altas (2.500 MHz) ofreció en una de las rondas poco más de 271.000 millones de pesos por un bloque de 10 MHz. Partners, por su lado, hizo ofertas por alrededor de los 197.000 y los 293.000 millones de pesos por dos bloques de 10 MHz en esa banda. Sin embargo, en una de las series, la empresa llegó a ofrecer más de 1 billón 747.000 millones de pesos por solo uno de los bloques.

La cifra sorprendió a los participantes. Claro ofreció más de 950.000 millones de pesos y asumió el compromiso de conectar a 674 localidades, pero dicha inversión corresponde al valor de su bloque de espectro de 20 MHz en la banda de los 700MHz (recurso clave para la expansión de las redes 4G). Tigo, por su parte, decidido a llevarse su porción de espectro en bandas bajas, ofreció también 950.000 millones por su primer bloque y más de 1.5 billones de pesos por el segundo para llevarse un total de 40 MHz en la banda de los 700MHz, la más codiciada del proceso.

La pregunta ahora es si Partners está en condiciones de retractarse de la billonaria oferta. El 7 de enero, el Ministerio de TIC solicitó a los operadores comentarios sobre la postura de Partners. Los argumentos de los operadores apuntan a que las condiciones y términos de la subasta eran claros y conocidos por todos los actores con anterioridad.

Resultados subasta

Según el documento con las ofertas de los operadores, el nuevo operador, Partners, resultó ganador del bloque de 2.500MHz con una oferta de más de 1.7 billones de pesosFoto:

Archivo

No se puede ir a un proceso de selección objetiva, de un bien de la nación, un recurso tan importante para el desarrollo del país, y salir diciendo que no fue culpa de uno haber subido el precio

Según una de las cartas de los operadores, vista por EL TIEMPO, las reglas de la subasta contemplaban que se trataba de un solo proceso y no de obligaciones divididas con lo que el operador debería cumplir con la oferta u optar por declinar del proceso, pero “la renuncia deberá comprender la totalidad del espectro adjudicado en la subasta y no parcial“. De hecho, una de las comunicaciones acusa a Partners de pretender modificar las reglas previamente acordadas y de actuar con “interpretaciones erróneas” del marco legal colombiano.

Por otra parte, Telefónica defiende que los términos de la resolución definitiva no incluían la posibilidad de retractarse de una oferta y que como precedente para futuros procesos, en especial la futura subasta de espectro para 5G, el Gobierno no debe aceptar cumplimientos parciales.

Natalia Guerra, directora de Asuntos Públicos, Fundación y Regulación de Telefónica Movistar, cree que lo que le corresponde al Ministerio es “exigir el cumplimiento de lo ofertado” a luz de que las reglas y hasta las pruebas previas del sistema dejaron en claro que “no hay condición de retiro dentro de la resolución”.

Según Guerra, la carta de Partners al Ministerio plantea la idea de una supuesta inconsistencia y podría marcar un antecedente delicado y preocupante al pedir que no le hagan efectiva una garantía en un proceso legal que desde el comienzo no contemplaba retiros.

“Si el Ministerio opta por aceptar la renuncia debería hacerlo sobre la totalidad de la oferta de la subasta. El mecanismo secuencial y simultáneo fue claro desde el principio (…) la oferta total era indivisible”. Esto significaría que Partners tendría que renunciar no solo a los 10 MHz más caros sino al total de espectro que le fue asignado: 50 MHz, 30 en bandas altas y 20 en bandas bajas.

Así mismo, Movistar, que ha enviado dos cartas a la cartera, le pidió al MinTIC revisar el impacto de las decisiones de Partners sobre la competencia y los perjuicios que generaron al Estado. En el último aspecto, Guerra explica que en la banda de 2.500 MHz se guardaron 20 MHz en el proceso (por voluntad del MinTIC) y unidos a los 10 MHz que Partners pretende devolver, resultaría en 30 MHz sin uso, que habrían sido aprovechados por otros operadores, incluyendo a Movistar. De hecho, si el Ministerio opta por revocar la adjudicación completa, en teoría, también quedarían sin usar los 20 MHz de la banda de 700MHz por los que Movistar estaba interesado.

“Hay reglas. Si a uno lo invitan a una licitación pública y trata de cambiar las condiciones hay consecuencias. Si en una licitación, después de ganar, uno se niega a firmar contratos hay sanciones contempladas como la inhabilidad por 5 años para contratar con el Estado. No se puede ir a un proceso de selección objetiva, de un bien de la nación, un recurso tan importante para el desarrollo del país, y salir diciendo que no fue culpa de uno haber subido el precio“, señala.¿Fue un error?

Según dijo Partners a principios de este año en un comunicado, la razón de su renuncia al bloque “se debió a que, inmediatamente concluyó la subasta, el Ministerio emitió un informe del proceso de selección que mostraba inconsistencias en la oferta de Partners para la segunda secuencia del bloque 2.500MHz”.

El argumento de Partners es que su decisión permitirá al gobierno “utilizar este bloque para futuras subastas” y dijo que mantiene interés en próximas licitaciones. Sin embargo, ni el Ministerio ni Partners entregaron detalles sobre las supuestas inconsistencias y se negaron a pronunciarse más allá de los respectivos comunicados emitidos a comienzos de enero. Este periódico escribió a Partners con motivo de esta publicación, pero no recibió respuesta inmediata. 

EL TIEMPO también buscó hablar con Certicámara, entidad que actuó como proveedor de la plataforma con la que el Ministerio hizo el proceso de subasta, para establecer si se presentaron irregularidades en el proceso, pero la entidad respondió que únicamente el Ministerio puede dar declaraciones sobre el tema.

El proceso, hermético por su naturaleza, ocurrió en un hotel de la capital en el que los operadores estuvieron en salas separadas, incomunicados con otros oferentes, sus agentes de comunicaciones, asesores y prensa. Incluso, los participantes de la subasta tenían prohibido el ingreso de computadores y teléfonos o cualquier dispositivo electrónico adicional a los que estaban dispuestos en las salas, que pertenecían al Ministerio.

En las salas, los integrantes de los operadores, acompañados de dos personas del Ministerio en cada sala, debían realizar sus propuestas en un mecanismo de series y rondas explicado específicamente en la resolución final, de noviembre de 2019. A pesar de lo complejo, la construcción de ese documento tomó varios meses de discusión, apertura a comentarios y recepción de propuestas por parte de los interesados. Entre las últimas modificaciones, por ejemplo, se contempló la revelación del precio base del espectro a subastar. Cada serie contemplaba la subasta de un bloque de cada banda de espectro y una serie de rondas de puja secuenciales.

Según fuentes, que se negaron a ser identificados por falta de autorización para actuar como voceros, el margen de error era prácticamente nulo. Por una parte, la mecánica de series y secuencias estaba clara desde el comienzo y había sido simulada en entrenamientos previos. Por otra parte, los computadores disponibles en las salas ilustraban las cifras en casillas con signos de puntuación que indicaban las cifras completas.

EL TIEMPO averiguó que la oferta billonaria de Partners ocurrió durante la segunda serie en un lapso cercano al medio día de ese 20 de diciembre, entre las más de 14 horas de subasta. Según fuentes Partners habría realizado una primera oferta de 1.6 billones y luego aceptado un incremento porcentual entregado por el sistema que derivó en la cifra de 1.7 billones, conocida posteriormente con la publicación del informe oficial de MinTIC.

EL TIEMPO accedió a la bitácora del proceso y el documento que confirma las acciones durante la subasta a puerta cerrada, muestra existencia de dos ofertas por la misma banda.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here