Oi consigue más de 250 mdd por sus centros de datos y torres

Highline adquirió las 637 torres y tejados de telefonía móvil, además de cables y antenas que fueron implementados por Oi Group para la propagación de la señal móvil en diversos sitios.

308

La empresa brasileña de telecomunicaciones Oi vendió en una subasta realizada el 26 de noviembre sus centros de datos y unidades de torre, en una operación que recaudó 1.4 mil millones de reales (unos 260 millones de dólares).

Highline do Brasil, una compañía de cartera de la firma estadounidense de capital privado Digital Colony, adquirió la unidad de torres por mil 067 millones de reales (201 millones de dólares), mientras que Titan Venture Capital, un vehículo de capital privado del fondo de inversión de Río de Janeiro Piemonte Holding, ganó la licitación para la unidad de centros de datos por 325 millones de reales.

Ambas empresas presentaron la única oferta por los respectivos activos, en una subasta que fue supervisada por el juez que lleva procesos de bancarrota en Río de Janeiro.

Recomendado: Oi renegocia deudas con el Estado para pagar a plazos

Highline adquirió las 637 torres y tejados de telefonía móvil, además de cables y antenas que fueron implementados por Oi Group para la propagación de la señal móvil en ambientes interiores de edificios con gran circulación de personas, ubicados en 222 direcciones, de las cuales una es un estadio, otra es un hospital y 220 son centros comerciales y otros edificios.

La unidad de centros de datos comprende las instalaciones de Oi en Brasilia, São Paulo, Porto Alegre y Curitiba. En el caso del centro de datos en Brasilia, la venta incluye la propiedad donde está instalado, aunque esto aún depende del consentimiento de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel). En los demás, el uso debe estar garantizado mediante contratos de alquiler.

El 14 de diciembre, Oi realizará la subasta por sus activos móviles. El aviso de subasta señala que el trío de competidores formado por Claro, TIM y Vivo está en la condición de “primer licitador”. En esta categoría, el consorcio tendrá derecho a cubrir cualquier otra oferta adicional, sin asegurar al interesado la oportunidad de realizar una nueva oferta.