En medio de negociaciones hasta ahora infructuosas para fusionar sus redes de fibra, Telecom Italia (TIM) y Open Fiber suman otro capítulo a sus desacuerdos y se enfrentan a una batalla legal. Ante un tribunal de Milán, Open Fiber demandó a TIM por abusar de su poder de mercado y solicitó mil 500 millones de euros para la reparación de los daños.

De acuerdo con un reporte de Reuters, Open Fiber alegó que TIM había incurrido en una serie de prácticas anticompetitivas, proporcionó información falsa sobre su oferta mayorista y ha tenido una actitud discriminatoria en el acceso a su infraestructura.

TIM calificó el reclamo como “ridículo” y, en respuesta, prepara una demanda contra Open Fiber por competencia desleal, en la que pediría una compensación por un monto igual o superior a los mil 500 millones de euros.

La reclamación de Open Fiber surge luego de que en marzo el regulador de competencia multó a TIM con 116 millones de euros, debido a que concluyó que el operador estaba obstaculizando el desarrollo de fibra en Italia y había puesto barreras de entrada para otros competidores, lo que en última instancia ha afectado a los usuarios finales.

Esto abrió la puerta a que Open Fiber demandara a su contraparte, con la que comparte uno de sus accionistas. La compañía de fibra es propiedad de Enel y la entidad crediticia estatal Cassa Depositi e Prestiti (CDP): este último también es uno de los dueños de TIM.

Días atrás, el Primer Ministro, Giuseppe Conte, dijo que consideraría la posibilidad de que CDP incremente su participación en Telecom Italia, para que sea el agente que logre ―desde su poder en ambas partes― consolidar el cierre del acuerdo para combinar la fibra de Open Fiber y TIM. Sin embargo, las tensiones entre las empresas continúan y la fusión se ve cada vez más lejana.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here