Operadores brasileños buscan cambios en reglas para la subasta 5G

Una de las demandas que están haciendo los operadores es que se les otorgue un periodo más largo para implementar redes en el estándar 5G NR Release 16.

0
245

La subasta 5G en Brasil, prevista para el primer semestre del año, pondrá a la venta frecuencias en la banda de 700 MHz, 3.5 GHz, 2.3 GHz y 26 GHz. Sin embargo, el mercado se está moviendo activamente en relación con los puntos aún controvertidos del anuncio de 5G.

Una de las demandas que están haciendo los operadores, con posibilidades de ser incluidas en la votación final sobre el aviso 5G, es que se les otorgue un periodo más largo para implementar redes en el estándar 5G NR Release 16. 

La idea es que la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) mantenga el cronograma de inicio del servicio 5G, pero permita el uso de Release 15 en los primeros años, lo que permitiría a los operadores instalar redes no autónomas basadas en la infraestructura 4G existente. Este tiempo adicional sería necesario para el proceso de contratación y planificación de redes autónomas basadas en el Release 16, sin tener que detener la evolución prevista de las redes.

Recomendado: Brasil adoptará las enseñanzas de 5 países líderes en 5G

Otro punto que ha suscitado preocupación es la lista de ciudades que deberán ser cubiertas por los operadores en las bandas de 700 MHz, 2.3 GHz y 3.5 GHz con redes 4G, y redes de fibra.

Según empresas interesadas en el aviso público que están estudiando estos objetivos, en el caso de ciudades que necesitarán recibir redes 4G es importante tener un equilibrio entre los niveles actuales de competencia en las ciudades, por ejemplo, presencia de grandes operadores o redes de fibra, y también el tipo de tecnología que se puede utilizar para proporcionar el backhaul.

Interferencia

La propuesta por la asignación de 400 MHz para ser vendidos en la banda de 3.5 GHz y la migración de las actuales estaciones de TV por satélite (TVRO) a la banda Ku, descarta la presentada por los operadores de telecomunicaciones, la migración paulatina de estas estaciones, mediante un proceso de mitigación de la interferencia en las antenas parabólicas de estos televisores.

En el documento presentado se reconoció que esta era la opción más cara, pero que las ventajas técnicas primaron sobre la económica.

Según el informe, el área técnica de la Anatel estimó costos de 1.6 mil millones de reales para la limpieza de la banda C extendida, porque implica la distribución de más equipos a la población que actualmente ve televisión vía satélite. 

La propuesta de los operadores prevé que el aviso de la subasta 5G autorice la mitigación simultánea con la implementación de 5G en las ciudades más grandes a partir de este año.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here