Operadores japoneses se centran en la cooperación para 5G y no en las velocidades y la latencia

490

Los operadores móviles japoneses KDDI y NTT Docomo, quienes planean los lanzamientos comerciales de 5G entre marzo y junio de 2020, respectivamente, están adoptando un enfoque centrado en la cooperación y la creación conjunta y no tanto en velocidades altas y latencia más baja.

Durante un evento 5G en Seúl, el jefe de tecnología de Docomo, Seizo Onoe, informó que dada la importante inversión requerida para la construcción de las redes 5G, éstas necesitarán algo sobresaliente y su prioridad es la creación de nuevos modelos de negocios.

Para él, la clave para que 5G sea un éxito es que funja como plataforma para la colaboración entre industrias.

Por su parte, KDDI iniciará el servicio 5G en marzo de 2020, por lo que ya destaca las alianzas en la búsqueda de servicios, enfocado en la creación conjunta de servicios de IoT con socios empresariales.

Yoichi Iwaki, director de Estrategia, aseguró que buscan desarrollar una plataforma IoT que se ejecute en su red 5G.

Iwaki resaltó que la propuesta de negocios no se trata únicamente de conectividad, sino que están recopilando datos para luego visualizarlos, analizarlos y pronosticarlos antes de ser enviados.

Y ya trabaja con Toyota Motor en el desarrollo de una infraestructura de IoT para servicios de automóviles conectados en Japón.

Cuatro jugadores móviles japoneses asignaron casi 15.7 mil millones de dólares para la implementación de 5G en los próximos cinco años.

En abril, el gobierno asignó espectro en las bandas de 3.7 GHz y 28 GHz. De esta manera, Japón entrará en la segunda ola de servicios 5G en Asia, acompañado posiblemente por tres de los operadores más grandes del mundo.