Operadores piden agendas claras y que los remedios no sean peores que la enfermedad

Claro, Telecom Argentina y Millicom pidieron regulación moderna y planes a mediano plazo afines a la idea de universalización.

240

La pandemia redujo tiempos para dar saltos hacia adelante en materia de conectividad. Los operadores respondieron ante el crecimiento en el tráfico en sus redes, pero los desafíos son cada vez más y se necesitan agendas locales claras para mantener el ritmo de las inversiones. “Que los remedios no sean peores que la enfermedad”, podría resumirse el pedido de las empresas en el marco de Asunción y Bolivia Media Show.

El panel “Las telecomunicaciones, motor de la nueva realidad” contó con la presencia de Alejandro Quiroga, director de Asuntos Regulatorios e Institucionales de Claro para Argentina, Uruguay y Paraguay; Hernán Colombo, director de Asuntos Regulatorios de Telecom Argentina, y Horacio Romanelli, que cumple las mismas funciones en Millicom. Moderó José Reinoso, de Certal.

Aunque en el panel se discutieron ideas generales que bien pueden ser consideradas como válidas en distintas latitudes de la región, que la mayoría de representantes fueran argentinos generó que el foco estuviera puesto en las normas que corren en ese país. El DNU 690/20 y sus reglamentos sobrevolaron una charla repleta de pedidos a las autoridades.

“Estar conectados es mucho más importante que antes, pero, al mismo tiempo, todos los países entramos al contexto de pandemia de distintos lugares. Los países que ya presentaban más dificultades tendrán más desafíos”, expuso Quiroga en sintonía con una idea repetida en el sector: la pandemia aceleró tiempos y, al mismo tiempo, agrandó las brechas existentes en materia de conectividad.

“Esta disparidad es resultado de las políticas previas, hacen falta políticas claras”, señaló el ejecutivo y recibió apoyo del resto del panel. En este contexto, son necesarios planes digitales, agendas a mediano y largo plazo que ofrezcan previsibilidad para las inversiones y den un marco de certidumbre a una industria que viene golpeada. “El crecimiento en la actividad no se tradujo en mayores ingresos”, agregó.

Colombo, en tanto, repasó los más recientes movimientos de Telecom Argentina, como la activación de las primeras antenas 5G y el robustecimiento de su plataforma Flow, y señaló que lo que sigue es “diseñar las redes de 5G y adelantar la revolución de la mano de innovación tecnológica”. Para eso, compartió con el resto, es necesario simplificación normativa y reglas que fomenten las inversiones.

“Hay una brecha digital, incluso en zonas donde sí existe cobertura. Si las inversiones no se pueden realizar el problema es muy grande. La universalización del servicio llega de la mano de despliegues. Estos tienen relación directa con las capacidades de inversión y ellas se respaldan con regulaciones modernas y claras”, sintetizó Romanelli.

Así las cosas, los operadores dejaron claro que la industria tiene un amplio potencial para impulsar la reactivación económica por las oportunidades que habilita, pero “el compromiso de las empresas debe ser acompañado”, apuntó Colombo. Instancias constantes de diálogo entre autoridades y empresas es obligatorio para generar normas que respalden inversiones y permitan soportar proyectos que se traducen en beneficios directos para todos los sectores.