Oportunidades y desafíos para Colombia en el primer sandbox regulatorio TIC de América Latina

Aunque el país acaba de pasar por un proceso de modernización de la ley TIC, la CRC tiene la oportunidad de modificar normas que no se incluyeron en el proceso de 2019, a través del sandbox regulatorio que arrancará este 2021.

0
1138

Colombia levanta la mano para liderar el rumbo de la innovación tecnológica en América Latina. La Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) pondrá en marcha este 2021 un sandbox regulatorio enfocado en los servicios de telecomunicaciones y tecnologías emergentes, el primero en su tipo en la región.

A diferencia de otros países latinoamericanos, cuyas leyes datan de hasta 15 ó 20 años, la nación sudamericana recién pasó un proceso de actualización. En julio de 2019, el presidente Iván Duque expidió la Ley de Modernización TIC, un marco normativo que busca ser la base de nuevas tecnologías, inversiones, conectividad, transformación digital y crecimiento económico.

Si bien esto brinda mayor flexibilidad para la innovación, aún tiene la tarea pendiente de renovar ciertas normativas y reglamentos que no pudieron incorporarse en los cambios de 2019. Y en ese contexto, el sandbox será una vía de oportunidad, explica a DPL News Gerardo Mantilla, gerente de proyectos de Artifex Consulting.

Mantilla considera que “Colombia tiene ahora un ambiente competitivo novedoso, porque no solamente se cambió la ley, sino que entró un nuevo competidor en el mercado, WOM”: esto va a dar lugar a nuevos productos y servicios, y cambiar, al menos en teoría, el ambiente competitivo.

El sandbox regulatorio es un espacio de experimentación, un entorno seguro en el que se brinda flexibilidad o exención a ciertas reglas a las empresas que buscan probar nuevos modelos de negocio, productos, servicios o soluciones, que de otra forma no sería posible, de acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo.

Te recomendamos: ¿Cómo puede Colombia convertirse en el líder 5G que aspira a ser?

La CRC se encuentra por ahora en la fase de preparación. Según la resolución para aprobar la medida, el proceso de adopción constará de las etapas de recepción de solicitudes por parte de los interesados en participar (en octubre), la evaluación, periodo de experimentación y al final la salida de los proyectos del entorno de pruebas.

Después de observar lo que sucede en el sandbox, el objetivo es que el análisis de los resultados propicie modificaciones que se necesiten hacer en el marco regulatorio, los regímenes normativos o incluso en la ley.

Los desafíos para la CRC

Aunque el también exejecutivo de Telefónica Venezuela expresa que Colombia está creando las condiciones adecuadas para la implementación del sandbox, puntualizó que puede mejorarlo si retoma uno de los elementos que definió España en su proyecto para aplicar este modelo en los sistemas fintech.

En el país europeo, las autoridades determinaron la creación de una comisión de coordinación que se encargará de dar seguimiento al sandbox y coordinarlo. El gobierno estableció que dicho organismo estará compuesto por 15 integrantes.

Los miembros serán tres representantes de la Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional; uno de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial; tres de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones; tres del Banco de España; tres de la Comisión Nacional del Mercado de Valores; uno del Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias, y otro más de la Agencia Española de Protección de Datos.

La intervención de múltiples partes en el desenvolvimiento del sandbox regulatorio puede permitir que, al final de éste, las decisiones de cambios a la normativa se logren concretar, porque muchas veces los ajustes rebasan la competencia del regulador del sector, detalla Mantilla. En el caso de Colombia, habría casos en los que la CRC tendría que interactuar con la Superintendencia de Industria y Comercio, y ahí las cosas podrían complicarse.

Otros órganos reguladores tienen un poco más de margen de maniobra y capacidad de interactuar con el mercado, como es el caso del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de México, que aborda temas de competencia, de regulación de la industria y de protección al consumidor, destaca el especialista.

Te recomendamos: El abc de los sandboxes regulatorios: su traslado del ecosistema fintech al TIC

Además, Colombia tendrá que hacer frente a algunos desafíos que conlleva trasladar el sandbox regulatorio del ecosistema fintech ―donde se gestó y ya hay varios años de experiencia― a las telecomunicaciones y las TIC. Como antecedente, la Comisión revisó lo que había hecho Corea del Sur.

Las autoridades asiáticas implementaron en 2019 un sandbox dirigido a las tecnologías emergentes, el cual tiene una duración de dos años de experimentación. El ámbito fintech y el tecnológico guardan una relación estrecha. Sin embargo, también son diferentes entre sí; por ejemplo, en el comportamiento de sus inversiones y el tiempo de retos de éstas, que en el segundo caso es mayor.

Por ello, el consultor señala que la aplicación del sandbox será muy útil para dar paso a servicios de valor agregado, en los que las compañías suelen encontrar restricciones para lanzar, pero sería difícil ver que se exploren nuevas formas de desplegar las redes o infraestructura para llevar conectividad a zonas rurales, a menos que se otorguen otros incentivos como los fiscales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here