Oracle perdió el desafío judicial por un contrato de 10 mil millones de dólares del Pentágono, dejando el camino libre para Amazon y Microsoft. El juez del Tribunal de Reclamaciones Federales, Eric Bruggink, desechó la demanda presentada el año pasado por Oracle, argumentando que tanto los requisitos mínimos para el contrato, como la decisión del Pentágono de tener un solo ganador, violaban las leyes federales de contratación diseñadas para garantizar la competencia.

Bruggink aseguró que Oracle no cumplía con los criterios para la oferta y “no puede demostrar prejuicios como resultado de otros posibles errores en el proceso de adquisición”. Con esta decisión, Oracle podría perder una parte de su negocio de Defensa Federal si el Pentágono otorga el contrato a otra empresa en la nube.

A través de un comunicado, Deborah Hellinger, vocera de Oracle, aseguró estar interesados en “trabajar con el Departamento de Defensa, la Comunidad de Inteligencia y otras agencias del sector público, implementando soluciones modernas y seguras en la nube que satisfagan sus necesidades”.

La demanda de Oracle también afirmaba que la adquisición tenía conflictos de intereses, e incluía los vínculos entre al menos tres exfuncionarios del Departamento de Defensa y Amazon, colocándolo como favorito para el proyecto. El gobierno respondió que los exempleados no tomaban las decisiones en el proyecto y que elegir un solo ganador le permitiría consolidar sus productos tecnológicos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here