Orange Bélgica y Proximus firmaron un acuerdo de intercambio de redes de acceso móvil programado para fines de 2019. Ambas compañías buscan satisfacer la demanda de los clientes en términos de calidad de la red móvil y una cobertura más profunda en interiores. El objetivo es aportar beneficios relevantes para los usuarios finales, empresas y la sociedad en general, en un entorno competitivo y efectivo.

El uso compartido de la red de acceso móvil incluye tecnologías 2G, 3G y 4G, permitiendo un lanzamiento 5G más rápido y completo en Bélgica. A través de una nueva empresa conjunta de propiedad igual, la red de acceso móvil compartida se planificará, construirá y operará a partir del primer trimestre de 2020.

Aunque compartan la red de acceso de radio (RAN), cada compañía mantendrá el control total sobre sus propios recursos de espectro, operando de forma independiente sus redes centrales, creando sus productos y servicios separados para competir a nivel minorista, empresarial y mayorista.

Michaël Trabbia, CEO de Orange Bélgica, señaló que el intercambio de redes es tendencia en Europa, “ya que permite inversiones más eficientes para hacer frente al aumento del consumo de datos”. Y resaltó un beneficio más de este acuerdo: las compañías esperan tener un 20 por ciento más de sitios móviles que con su red independiente actual, con lo cual el consumo total de energía será menor en casi un 20 por ciento, equivalente al consumo de 10 mil hogares en el país.

Para implementar este acuerdo, Orange Bélgica gastará 130 millones de euros en los próximos tres años y espera que esto le genere ahorros operativos y de capital acumulado de 300 millones de euros en 10 años.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here