Orange desafía el poder sancionador de Arcep, pero la autoridad asegura que “ataca” al modelo de regulación francés

0
358

El poder de sanción de la Autoridad Reguladora de Comunicaciones y Correos Electrónicos (Arcep) de Francia está en peligro en relación a la cobertura de la red 4G, ya que Orange presentó ante el Consejo de Estado una cuestión prioritaria de constitucionalidad, dirigida al regulador de telecomunicaciones, pidiendo la anulación de su poder por considerar que los principios de separación de poderes e imparcialidad garantizados por la Constitución no son respetados en la institución.

De no ganar el caso, la autoridad reguladora estaría perdiendo su poder de sanción frente a los operadores de telecomunicaciones y, en consecuencia, esta decisión amenazaría el respeto de los compromisos asumidos por dichos operadores en la cobertura de la red.

La principal crítica de Orange es hacia las facultades de la Arcep, pues tiene la misión de establecer estándares para el mercado, pero también se encarga de controlar, investigar y de sancionar; es decir, define las reglas del juego para todos en el mercado buscando una competencia saludable, aunque también tiene responsabilidades como autoridad administrativa independiente.

En respuesta, Sebastien Soriano, presidente de la Arcep, indicó que “al desafiar el poder de sanción del regulador, Orange está atacando al modelo de regulación del sector en Francia”, cuando pudo optar por otra decisión como lo hizo el Reino Unido separando las actividades de red y servicio de BT para garantizar que sirve a todos los operadores de manera justa.

El colegiado de la Arcep, a través de su boletín, enfatizó que el poder de sanción es vital para el buen funcionamiento de la regulación actual, y sin la autoridad regulatoria no sería posible beneficiarse de “compromisos que los operadores asuman en cuestiones competitivas o de cobertura del territorio”. Soriano añadió que “estas obligaciones, alguien las tiene que controlar”, por lo que no está seguro de que Orange haya medido las consecuencias.

Le Monde escribió que Orange ha sido notificado varias veces por la Arcep, entre octubre del año pasado y enero de 2019, por incumplimiento de obligación del servicio universal para servicios de telefonía fija, por deficiencias de la calidad del servicio y por sus compromisos en relación con el despliegue de fibra.

A los miembros de la junta ejecutiva de la Arcep se les asignan diferentes tareas para garantizar que se cumpla el principio de separación de los poderes de investigación y sanción. El organismo está compuesto por cuatro miembros de la junta, uno de ellos, el presidente, toma decisiones sobre avisos formales, investigaciones, solución de controversias y consultas, mientras que los tres restantes toman decisiones sobre sanciones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here