El operador móvil Orange, PCCW Global y Peace Cable firmaron un acuerdo para desplegar un cable submarino que conecte a Europa con Asia a través de África Oriental. La construcción se planea finalizar en 2021.

Se trata de la primera tecnología de este tipo a cargo del sector privado en Francia. Tendrá una extensión de 12 mil kilómetros en una primera fase, en la que se unirá al país francés con Pakistán, y contará con un punto de aterrizaje en la ciudad de Marsella; en un segundo momento, se proyecta que alcance los 15 mil km y llegue a Sudáfrica.

El cable submarino se llamará Peace. Orange tendrá la responsabilidad de operar la estación de Marsella, conectarla con un centro de datos y “convertirla en una puerta de entrada a la red europea, e incluso a las Américas”, señaló la empresa.

El operador móvil destacó que ha invertido en más de 40 cables submarinos en todo el mundo hasta la fecha. Con este nuevo proyecto tiene el objetivo de “encontrar rutas alternativas y reducir su dependencia del cable EASSy, que une Djibouti con Sudáfrica”, a un costo más bajo y asequible.

En otras partes del mundo, varios operadores también se han asociado para desplegar esta tecnología. América Móvil y Telefónica, a través de su filial Telxius, están trabajando en la implementación de 7 mil 300 km para unir la costa del Pacífico con América del Sur.

A su vez, Google extenderá su cable submarino Tennat para conectar a Brasil, Uruguay y Argentina. Chile acaba de adjudicar el estudio de factibilidad para construir un cable de contacto con Asia, con financiamiento del Banco de Desarrollo de América Latina.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here