Orange presentó su plan estratégico Engage 2025, que reemplazará al Essentials2020 lanzado en 2015. La nueva hoja de ruta tiene por objetivos financieros un crecimiento del Ebitda entre el 2 y 3 por ciento por año en promedio para el periodo 2021-2023, y un aumento del flujo de caja orgánico para las actividades de telecomunicaciones entre 2020 y 2023, con un objetivo de entre 3 mil 500 millones y 4 mil millones de euros en 2023.

Con este nuevo plan también buscan una relación deuda neta/Ebitda para actividades de telecomunicaciones de alrededor de dos veces en el mediano plazo. “Para apoyar esta ambición de crecimiento, para 2025 Orange tendrá que reinventarse y adaptarse a un mundo en constante cambio. La Inteligencia Artificial y los datos estarán en el centro de esta reinvención, tanto para mejorar la experiencia del cliente como para hacer que nuestras redes sean más inteligentes y que toda la empresa sea más ágil”, sostuvo Stéphane Richard, presidente y CEO del Grupo Orange.

Para reinventar su modelo, se centrará en 5G y proporcionará velocidades hasta 10 veces más rápidas y nuevos servicios asociados. Su objetivo será conectar con fibra al hogar (FTTH) a 65 millones de domicilios en Europa para 2023 y mejorar su experiencia OTT TV para responder a los usos cambiantes.

Para optimizar el despliegue de su infraestructura móvil, particularmente 5G, en términos de ritmo, cobertura y capacidad financiera, Orange se basará en acuerdos de intercambio de RAN, mientras mantiene áreas de diferenciación. Además, para obtener un mayor valor de sus 40 mil torres propias de su red móvil en Europa, Orange creará TowerCos (empresas de torres) en la mayoría de sus países europeos.

Los pilares del nuevo plan

El plan tiene cuatro pilares: el primero es reinventar el modelo de operación de Orange ofreciendo a los clientes minoristas y mayoristas una conectividad mejorada y fortaleciendo su liderazgo en infraestructuras más abiertas y de mayor valor; el segundo es acelerar en las áreas de crecimiento como el operador digital de referencia en África y Medio Oriente o acelerar el desarrollo de servicios TI para clientes B2B y ampliar la ciberseguridad.

Los otros dos pilares son colocar los datos y la Inteligencia Artificial en el centro de su modelo de innovación para contar con una experiencia reinventada del cliente, para redes más inteligentes y para una mayor eficiencia operativa; y construir la compañía del mañana, convirtiéndose en uno de los empleadores más atractivos y apoyando a todos como parte de una transformación responsable.

Richard agregó sobre la iniciativa para los próximos cinco años: “Si tuviera que resumir Engage 2025, el nuevo plan estratégico de Orange, usaría dos palabras: crecimiento y sostenibilidad. El primero es el crecimiento. Vamos a hacer crecer nuestro negocio principal, la conectividad, agregando a nuestra ventaja competitiva y aprovechando al máximo nuestra infraestructura de red (…). En Orange estamos convencidos de que en los próximos años no será posible un desempeño económico sólido sin un desempeño ejemplar en temas sociales y ambientales”.

Responsabilidad social

De acuerdo con un comunicado, el operador quiere fomentar un modelo de negocio comprometido y responsable con sus empleados, clientes y la sociedad en general. Por eso la compañía se compromete a capacitar y apoyar a los excluidos del ecosistema digital. Para 2025, Orange abrirá un Centro Digital de Orange en todas las regiones del Grupo y en sus divisiones operativas en Francia. También ofrecerá ofertas dirigidas a hogares de bajos ingresos en Europa, mientras que en África y Medio Oriente, Orange continuará sus esfuerzos para ofrecer teléfonos inteligentes cada vez más asequibles.

Asimismo, quiere lograr la neutralidad de carbono en 2040, a pesar de la explosión del uso de datos en sus redes: “Esto requerirá un mayor uso de energía renovable, que representará más del 50 por ciento de la combinación energética del Grupo para 2025”, afirmó la compañía.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here