BNP Paribas y Morgan Stanley serán los encargados de asesorar a Orange sobre una oferta pública inicial (OPI) para su negocio en Medio Oriente y África, informaron a Bloomberg personas familiarizadas con el asunto. El operador de telecomunicaciones de origen francés invitará a más bancos, pero será más adelante. Por lo pronto estas financieras preparan la cotización.

Orange ha considerado a Londres y París para la venta de acciones, la cual podría llevarse a cabo en la primera mitad de este año. La compañía buscaría una base de inversores más amplia que le permita recaudar capital para una expansión, aunque aún es muy pronto y Orange podría decidir no buscar la inclusión.

En un comunicado, la compañía indicó que sus actividades en Medio Oriente y África están concentradas en una entidad separada que le permitirá tener “opciones de crecimiento”. Una OPI es un escenario potencial; “la decisión final dependerá de factores que incluyan qué opción acelerará mejor el crecimiento de la compañía”, añadió Orange.

En Medio Oriente y África la compañía reportó ganancias ajustadas en 2018, por 1.67 mil millones de euros (1.8 mil millones de dólares), esto antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here