5 Días

La pasada primavera, la dirección de Orange admitió que su posicionamiento en el segmento de las tarifas convergentes fibra-móvil low cost no se correspondía con el peso de la teleco en el conjunto del sector. Sus responsables adelantaron que la estrategia se iba a centrar en lanzar este tipo de tarifas en las marcas República Móvil y Simyo.

Ahora, los clientes de ambas marcas pueden contratar este tipo de servicios. Primero fue República Móvil y, desde hoy, Simyo, que cuenta con cerca de un millón de clientes. De esta manera, Orange permite la contratación de servicios de fibra óptica a los usuarios de todas sus marcas: la propia Orange, Jazztel, Amena, y las citadas República Móvil y Simyo.

En un comunicado, la operadora señala que el usuario puede crear su propia tarifa de móvil y cambiarlo todo desde el área personal y acceder a la fibra, a un precio de 25,99 euros mensuales con una velocidad de 100 Mbps y de 30,99 euros, con una velocidad de acceso de 300 Mbps.

El actual cliente de Simyo que tenga contratada ya una línea de móvil de siete euros o más (excluyendo extras, especiales y completa tu tarifa), o un nuevo cliente que contrate una línea móvil de esas características junto con la fibra, verá reducida su cuota mensual de fibra en siete euros, manteniendo la misma velocidad: 100 Mbps por 18,99 euros, y 300 Mbps por 23,99 euros.

La teleco ofrece flexibilidad plena al cliente para revisar todas las líneas que tenga a su nombre fácilmente en el área personal: su móvil, el de su pareja o hijos, la fibra de su casa, de la casa de sus padres, entre otros. “Se puede hacer cualquier cambio, añadir líneas, o darlas de baja”, señala la compañía.

En su conjunto, la oferta de fibra de Simyo está basada en la red propia de Orange España, que en la actualidad cubre más de 15 millones de hogares.

Simyo cubre el coste de instalación de la fibra en casa del cliente, si este permanece un mínimo de 90 días. Si el usuario decide abandonar la operadora antes de cumplir ese plazo, Simyo señala que cobrará el coste proporcional de la instalación en función de los días que queden hasta los 90 establecidos.

Con estos movimientos comerciales, Orange busca replicar las ofertas y hacer frente a rivales como MásMóvil, Digi, Euskaltel con Virgin Telco, Vodafone con Lowi y Telefónica con O2.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here