La demanda colectiva contra la unión de T-Mobile y Sprint en Estados Unidos tiene un nuevo participante. Se trata del estado de Oregón, que se une a los catorce estados y el Distrito de Columbia para bloquear la fusión, bajo el argumento de ser un acuerdo anticompetitivo y que costará a sus residentes más de 4.5 mil millones de dólares al año.

“La incorporación de Oregón a nuestra demanda mantiene nuestro impulso y garantiza que no haya una sola región de este país que no se oponga a esta megafusión anticompetitiva”, señaló la Fiscal General de Nueva York, Letitia James, en un comunicado.

La Fiscal General de Oregón, Ellen Rosenblum, agregó que “si la fusión no se cuestiona, el plan actual reducirá el acceso a un buen servicio inalámbrico en Oregón y provocará precios más altos. Ninguno de los dos es aceptable”.

¿Cuál es el estado de la demanda?

A principios de este mes, un tribunal de distrito de Estados Unidos en Manhattan ordenó que el juicio que definirá la fusión se retrasara hasta el 9 de diciembre, en una victoria para los estados, los cuales habían dicho que necesitaban más tiempo para investigar la propuesta de adquisición de Sprint, por parte de T-Mobile.

3 COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here