Órganos autónomos: antagónicas actuaciones

0
144

El Sol de México Javier Orzoco

Llama la atención la forma y el carácter en el actuar de los órganos autónomos en nuestro país, mientras unos, actúan por inercia otros dejan sentir su peso y autonomía.

Por un lado, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) anunció que concluyó la segunda revisión bienal de las medidas impuestas al agente económico preponderante en telecomunicaciones (AEP-T), como resultado de tal revisión se dice que habrá ajustes y nuevas medidas asimétricas.

Lo cierto es, que aún no se han cumplido a cabalidad las primeras medidas asimétricas impuestas en 2014, algunas se han echado atrás como la tarifa cero de interconexión y otras aún están en litigio cuando vienen “nuevas medidas” que también serán llevadas a juicio y cuyo cumplimiento se verá alargado o cumplido a modo por parte del AEP-T, ante ello, el IFT más que modificar las reglas debiese procurar que estas se cumplan.

Lo cierto es que Ley de la materia, prevé un sistema de verificación periódico y efectivo que tampoco se ha cumplido, el artículo 275 establece que el IFT, “verificará de manera trimestral y sancionará el incumplimiento de las medidas y la regulación asimétrica que le hubiese impuesto” al AEP-T, a quien no se verifica ni se sanciona, es más cómodo esperar una revisión bianual para “hacer ajustes” y volver a empezar. Tornándose un círculo vicioso.

De acuerdo con el IFT la actualización de las medidas asimétricas fortalece tres ejes: i) la libre elección de los usuarios para elegir a operador, ii) prestación de los servicios mayoristas y iii) los mecanismos de supervisión y verificación. Pero ¿en realidad es algo novedoso?

Un ejemplo, la ley ya prevé el desbloqueo de equipos cuando el usuario lo pague de contado, liquide su costo o venza el plazo inicial de contratación (Art.191 F.XI, XII y XVIII), ahora nos ofrecen como novedad que habrá dos contratos separados, uno para el servicio y otro para la compra del equipo ¿esto es novedoso?

Por otro lado, el Banco de México, ha sacado el coraje, su peso como institución y el respeto a su autonomía, ante la reforma que el Senado aprobó una reforma a la Ley del Banxico en materia de captación de divisas que faculta al organismo a adquirir dólares que no pueden ser repatriados a Estados Unidos.

El resultado podría ser un daño reputacional a la institución más relevante para la estabilidad macroeconómica y financiera del país.

Además, de vincularse los dólares adquiridos por el Banxico a una investigación por autoridades nacionales o internacionales, se podrían prohibir las transacciones del banco central con el extranjero, congelar las reservas internacionales o, inclusive, confiscarlas. Con ello, se podrían detener las acciones cotidianas que lleva a cabo el organismo autónomo para cumplir su objetivo: preservar el poder adquisitivo del peso.

La segunda problemática, es que se está vulnerando la autonomía del Banxico al determinar sus acciones de compra. Es momento que la Cámara de Diputados como revisora, repare esta locura.

Así las cosas, aquí se ve quien es autónomo de verdad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here