El Comercio-Marcela Mendoza Riofrío

Ante la propuesta de Ley de Telecomunicaciones que se viene trabajando en la Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso, se ha abierto un debate sobre la función que cada organismo tiene en el sector. A continuación las opiniones al respecto del Osiptel.

¿Cuáles son los principales puntos (los más cruciales, no todos) que se deberían modificar y porque?
1) Fortalecer el marco institucional del sector y las competencias asignadas al MTC, OSIPTEL y PRONATEL: Las funciones deben atribuirse con criterio de eficiencia a quien este en mejor condición y capacidad de asumirlas en el largo plazo. En este sentido se debe priorizar el fortalecimiento del Osiptel como “Organismo Regulador Independiente”, conforme a lo recomendado por la Ocde y garantizar la independencia en la gestión de su presupuesto y su financiamiento basado en la recuperación de costos. Además se debe garantizar la función supervisora sobre todas las actividades, incluyendo los proyectos financiados por FITEL-PRONATEL (eficiencia y no duplicación de funciones).

2) La gestión del espectro debe ser coordinada entre el MTC y el Osiptel: El espectro radioeléctrico es un recurso natural que forma parte del Patrimonio de la Nación, y constituye una herramienta esencial para promover la competencia. El MTC debe contar con opinión previa favorable del OSIPTEL para todas las decisiones que involucren la gestión y asignación del espectro.

3) Simplificación administrativa del régimen de concesiones: No es pertinente que el otorgamiento de concesiones se efectúe mediante concurso público, y su renovación debe ser automática. Debe facilitarse el ingreso de nuevos operadores al sector, especialmente en servicios alámbricos de banda ancha que no requieren espectro. La asignación de espectro siempre debe efectuarse por concurso público. 

4) Promover mecanismos de cooperación supervisada entre empresas operadoras: Garantizar el uso eficiente de recursos mediante compartición de infraestructura pasiva y activa. Unificar las 3 leyes vigentes sobre compartición de infraestructura para los servicios públicos de telecomunicaciones.

5) Modificar la actual clasificación de servicios públicos de telecomunicaciones, en virtud a criterios técnicos, vinculados a nuevas tecnologías y modalidades de provisión, niveles de sustitución, enfoque funcional, efectos en el mercado, entre otros, que respondan al nuevo entorno.

 ¿Están de acuerdo con las funciones que se están otorgando en el texto? 
En cuanto a las tarifas el Art. 2.3 (b); Art. 9 (j): establece que el MTC tendría como función: “Promover, fomentar y dictar políticas, planes, programas y marco legal, para el desarrollo y fortalecimiento del sector de Telecomunicaciones, preservando las condiciones de competencia en los mercados, propendiendo a la reducción de tarifas y al mejoramiento de la calidad en la prestación de servicios de telecomunicaciones”. Estimanos que el objetivo del Estado no debe ser “reducir tarifas” per se, y la regulación tarifaria debe ser competencia exclusiva del Osiptel, de acuerdo con las características, problemática de cada mercado y las necesidades de desarrollo de la industria. El MTC tampoco tendría que encargarse del control de la calidad del servicio ni emitir mandatos de compartición de infraestructura. 

Sobre la función de operador de servicios de telecomunicaciones por parte del Estado: ¿están de acuerdo tal cual está expuesta en el texto?, ¿Era necesario? 
Debe analizarse su pertinencia, para garantizar el rol subsidiario del Estado establecido en la Constitución Política del Perú, e incentivar la inversión privada. En lugares donde no llega la inversión privada, se garantiza el acceso universal a través del FITEL, administrado por PRONATEL. La facultad de operar servicios sólo puede ser temporal, pues los proyectos deben ser concesionados a empresas privadas mediante concurso público.

¿Qué se espera del segundo borrador que están preparando los congresistas? 
Se espera que el Congreso tome en cuenta los comentarios del Osiptel y se inicie un debate sobre las medidas para fomentar el desarrollo y competencia del sector telecomunicaciones. El debate debe recoger opiniones de especialistas de este sector que es muy dinámico y altamente especializado, pues la Ley de Telecomunicaciones abarca aspectos legales, técnicos y económicos. Dada la especial importancia estratégica del sector telecomunicaciones para el desarrollo del país, la nueva Ley de Telecomunicaciones requiere un amplio debate con los diversos actores, entidades, empresas, especialistas y la población interesada.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here