Otro fallo contra Uber: la Justicia intima al Gobierno porteño para que le impida operar en la Ciudad

426

Clarín

Después de los reclamos de la AFIP a Uber por $ 358 millones de impuestos impagos, ahora la Justicia de la Ciudad le pide al Gobierno porteño que rinda cuentas. Quiere saber qué hizo hasta ahora para cumplir una medida cautelar de hace tres años, que ordenó que el Ejecutivo impidiera la actividad de la empresa en Buenos Aires. Y lo intima a efectivizar esa prohibición.

El 13 de abril de 2016, al día siguiente de que Uber comenzara a operar en Buenos Aires, la Justicia en lo Contencioso Administrativo de la Ciudad dictó una medida cautelar ordenándole al Gobierno porteño que impidiera su actividad. Lo hizo tras una presentación del Sindicato de Peones de Taxi de la Capital. Pero ni esa medida ni otros reveses judiciales alcanzaron para frenar a la empresa que conecta a sus “socios conductores” con personas que necesitan hacer un viaje.

Ya en 2018, la Sala II de la Cámara de Apelaciones de ese fuero le pidió al juez a cargo de la causa que monitoreara el cumplimiento de la cautelar, en vista de “la inacción de las partes involucradas”.

Ahora, el titular del Juzgado N° 15 en lo Contencioso Administrativo, Víctor Trionfetti resolvió ampliar esa medida cautelar de 2016. Lo hizo a partir de las comunicaciones de la AFIP, que le reclaman impuestos impagos a Uber.

Para empezar, el juez le libró un oficio a la Agencia Gubernamental de Control para que informe en un plazo de 20 días si Uber o alguna empresa vinculada a Uber presentaron algún pedido de habilitación para el servicio de transporte público de pasajeros. Y para que si eso ocurrió, informe en qué fecha y envíe los antecedentes administrativos.

También le libra un oficio al Jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel, para que también en un plazo de 20 días informe de manera detallada “cuáles han sido las medidas concretas adoptadas por la Administración destinadas a hacer efectiva la cautelar dictada en fecha 13/4/2016, que se encuentra firme”.

Uber empezó a funcionar en la Ciudad el 12 de abril de 2016. Y nunca dejó de operar, a pesar de que una medida cautelar se lo prohibió. Foto: Germán García Adrasti

El juez recuerda que aquella medida le ordenó al Ejecutivo porteño que “arbitre medidas necesarias para suspender cualquier actividad que desarrolle la empresa Uber B.V. o Uber Technologies INC o cualquier sociedad bajo ese nombre, razón social y tipo de actividad descripta en la Ciudad hasta que se dicte sentencia definitiva”.

Por eso, ahora Trionfetti le pide al Gobierno que precise “cuáles fueron las directivas, planes, protocolos, actuaciones, proyectos y toda otra actividad de gestión en el ejercicio del poder de policía” para garantizar el cumplimiento de esa cautelar.

En su fallo, según detalla el sitio web www.ijudicial.gob.ar, el juez amplía esa cautelar para que alcance a las 14 empresas vinculadas con Uber mencionadas en las comunicaciones de la AFIP. Estas son Uber Argentina SRL -Sociedad en formación- CUIT nº 30-71546224-5, Uber Technologies Inc., Neben LLC, Rasier Operation BV y Uber BV -Empresas extranjeras- como partes integrantes del conjunto económico (…) integrado además por: Uber Internacional Holding BV, Uber Internacional BV, Mieten BV, Besitz BV, Uber Portier BV -Empresas extranjeras-, Hinter Argentina SRL, UTI Argentina SAS, CUIT 30-71617745-5, y Technology Support Service Argentina SA CUIT 30-71533496-4. 

Por último, el juez Trionfetti ratifica que el Gobierno porteño “deberá adoptar de modo inmediato las medidas necesarias para suspender cualquier actividad que desarrollen estas empresas en materia de transporte de pasajeros en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

En tanto, en la empresa respondieron: “Uber es una empresa de tecnología, no es un servicio de transporte público de pasajeros. En tres sentencias firmes, los Juzgados No. 7 y 14 en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad, confirmaron que la actividad que realizan los socios conductores de Uber no es de taxi ni remis, por lo que no deben habilitarse como tales. En cuanto a Uber, los fallos señalan que se encuadra en un servicio de transporte que se concreta por intermedio de una plataforma de internet y la cual está regulada por el Código Civil y Comercial de la Nación, no existiendo norma alguna que restrinja o regule esta actividad privada”.