Pandemia de Covid-19 recuerda a los industriales de telecomunicaciones el valor de las redes fijas

0
440

El Economista Nicolás Lucas

Las redes fijas de telecomunicaciones viajan sobre el terreno, bajo tierra; cruzan cerros, también son submarinas y en algunos tramos se apoyan en distintas bandas del espectro radioeléctrico para completar la comunicación de un punto a otro. En México, con base en datos de 2019, existirían 410,000 kilómetros en operación efectiva en cuanto a cables de fibra óptica y tema aparte serían los tendidos de red con base en hilos de cobre todavía en operación.

Estas son las redes que en lo que va de la pandemia de coronavirus en México han soportado las elevaciones de tráfico por teletrabajo, entretenimiento o educación a distancia, con picos de crecimiento de al menos 10% en marzo pasado y tras años de haber sido opacadas en el imaginario colectivo por las acciones de los gigantes de las telecomunicaciones móviles respecto a despliegues de nuevas tecnologías como 4G o 5G, aun cuando son las redes fijas en las que operadores móviles recargan mucho de su tráfico o con las que crean redes redundantes para afrontar emergencias.

En el país también una docena de empresas participan a distinto grado en la cadena de valor de redes fijas, parte esencial a su vez de todo el ecosistema de telecomunicaciones mexicano, ya sea con redes troncales en el interior o para dar salida al tráfico mexicano hacia otras partes del mundo.

Telmex, la ATIM, Megacable, Izzi Telecom, Maxcom, Axtel y Marcatel, directamente o con sus filiales, están entre los proveedores fijos para el mercado masivo residencial y corporativo, en tanto que Centurylink, Bestel y Neutral Networks, entre otros, se prestan para el transporte y Furukawa, Ericsson o Huawei también participan activamente en ese mercado como desarrolladores de infraestructura.

México, de acuerdo con diversos vendors de tecnología, aún requiere del tendido de otros 500,000 kilómetros de redes para soportar el consumo móvil y fijo y por la aparición de desarrollos como 5G o el Internet de las Cosas (Iot), para reemplazar redes de cobre o para apoyar al gobierno en sus planes de conectividad a través de proyectos de cada sexenio, el elegido por esta administración es CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos.

Los operadores de red fija convinieron recientemente con el regulador IFT la disponibilidad de un paquete especial por la pandemia de Covid-19. Izzi Telecom, Megacable, Telmex, Totalplay y Maxcom son las compañías que ofrecen este paquete ahora con precios de 100 pesos con acceso a Internet por hasta 2Mbps.

La ampliación de la Jornada de Sana Distancia por la pandemia de Covid-19 advierte que el tráfico sobre las redes fijas también se incrementará en abril y mayo, dado que universidades y empresas de todos los sectores mantendrán otras semanas a las personas en sus hogares, evidenciando todavía más la importancia de las redes fijas de telecomunicaciones, coincidieron, por orden alfabético, representantes de proveedores de tecnología para redes de telecomunicaciones:

  • Catalina Irurita Gómez, vicepresidente de comunicaciones y relaciones corporativas de Ericsson para Norte de Latinoamérica

Ante la realidad que hoy vivimos, las redes fijas retoman su protagonismo, pues en años anteriores su vigencia había estado en debate debido a la proliferación de los dispositivos móviles. Pasamos 90% de nuestro tiempo en interiores, pero al menos 60% de los usuarios desearían tener una velocidad más rápida en estos espacios. Esa percepción pudiera ser mayor ahora, ya que una buena parte de la población está confinada a casa y muchos más dispositivos están conectados a la misma red fija de manera simultánea.

Sin estas redes no podríamos hacer frente a una situación tan inusual como esta. Estudiar o trabajar a distancia exige tener buena conectividad. Los operadores también lo han notado: a nivel global, al menos el 50% de ellos brindan acceso a redes fijas como parte de sus servicios. En América Latina esta cifra es del 54 por ciento.

Pero nuestras circunstancias actuales no solamente demuestran el valor de las redes fijas. Tanto ellas como las móviles son muy importantes, pues se complementan la una a la otra. Quizá esto se note más cuando haya pasado la contingencia.

  • Mauricio K. Takashima, director comercial para México de Furukawa Electric LatAm

La pandemia demuestra que las empresas de telecomunicaciones fijas son importantes. Ahora mismo diversas estimaciones nos dicen que el 60% de las personas en México se está quedando en casa con algún grado de confinamiento. Por supuesto, esto es lo que ha provocado una elevación en el tráfico que viaja sobre las redes fijas y lo que subió mágicamente fue el tráfico de Internet, no el del teléfono fijo.

Algunas empresas nos dicen que por operación propia han subido su tráfico 10%, pero algunos de nuestros clientes nuestros que son operadores de redes fijas en México han tenido esos crecimientos de hasta 20% en determinadas regiones. Eso obliga que estas empresas estén haciendo ahora un trabajo muy fuerte, porque, en algunos casos, el tráfico de redes subió en regiones donde antes no se utilizaba fibra óptica y entonces los hilos de cobre no pueden soportar tanto esa necesidad de tráfico de los usuarios.

Las empresas están promoviendo en estos días un muy fuerte crecimiento en el cambio de cables de cobre por fibra y eso significa que no sólo toman el reto financiero por la situación, sino que además se arriesgan con sus trabajadores a hacer la instalación de los cables y lo mismo para todos los que suministramos componentes de infraestructura, que tampoco hemos parado las entregas, cuando algunas transportistas por donde se envían los suministros han parado en 50% sus operaciones y eso provoca retrasos de hasta tres días en la entrega. La pandemia ha dejado descubierta la importancia de toda la cadena de valor.

  • Guillermo Solomon, director Ejecutivo de Transformación Digital LATAM – Huawei

La pandemia global de coronavirus Covid-19 está obligando a más personas a trabajar y estudiar desde casa todos los días, y con cada uno de nosotros conectándose al ruteador de nuestro hogar para llevar a cabo un número récord de videollamadas y conferencias en distintas plataformas, la presión sobre las redes de banda ancha fija para soportar una demanda de conectividad sin precedentes está aumentando de 15% a 30%, y en contraposición el tráfico de datos móvil ha experimentado un leve descenso pues ya no salimos a la calle. La pregunta obvia es, ¿están las redes fijas listas para enfrentar este reto?

Para responder esta pregunta, debemos considerar dos factores: IDC prevé que el mercado de internet fijo crecerá 6.3% este año a raíz de esta coyuntura (más conexiones, pero también escalamientos de contratos actuales en cuanto a velocidad). Y que la mayor parte del tráfico hasta ahora ha sido multimedia, televisión en general. Esta información es en gran medida de una sola dirección, desde las operadoras hacia las casas de clientes. Los servicios se acceden en gran parte localmente a servidores que tienen copias del contenido en distintos servidores en México y esto hace que el tráfico sea mucho más controlable.

Esto indica que mientras que las capacidades de la red fija puedan ser incrementadas sucesivamente (lo cual se hace de forma regular para asegurar una gestión sin problemas del crecimiento del tráfico de datos, que en general es aproximadamente un 20% al año), no debiera de haber problema.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here