México requiere modificar sus leyes para afrontar retos como la alta demanda de las redes de telecomunicaciones ante emergencias como la pandemia de Covid-19, terremotos y huracanes, que son muy comunes.

Así lo dijo Javier Juárez Mojica, comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), quien aseveró que aunque en el país hubo una respuesta adecuada de las redes de telecomunicaciones, ante una demanda mayor podrían ser necesarias acciones como el otorgamiento de espectro de forma temporal, situación que hoy no contempla la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión que se aprobó en 2013.

En entrevista exclusiva con DPL News, el comisionado del órgano regulador comentó que en países de América Latina y de otras regiones fue necesario que las autoridades otorgaran espectro radioeléctrico de forma temporal a los concesionarios comerciales para afrontar la crisis sanitaria.

“Algo que hemos visto a nivel internacional durante esta pandemia es la asignación de espectro de manera temporal para la emergencia, pues pudiera haber picos de tráfico y a lo mejor los operadores móviles necesitan más espectro para solucionar la demanda del tráfico. En la ley y la Constitución hay una clara restricción en el sentido de que el espectro de uso comercial sólo se puede asignar vía licitación pública, es decir, no tenemos el marco legal para hacer asignaciones temporales, aun cuando se trate de una situación de emergencia”, advirtió.

El funcionario aseveró que la pandemia expuso una clara línea de un antes y un después en las telecomunicaciones a nivel global y México no ha sido la excepción.

Dijo que sin las redes de telecomunicaciones las actividades de salud, educación y gobierno se habrían detenido por completo y las consecuencias hubieran sido más catastróficas.

Sin embargo, de acuerdo con Juárez Mojica, la crisis sanitaria ocurrió en un momento cuando la tecnología, en combinación con el fomento al desarrollo de las redes permitió, en países como México, continuar con las actividades pese a que aún hay áreas de oportunidad.

Las nuevas regulaciones a concesionarios e interesados, apuntó, deben facilitar el despliegue de infraestructura y acceso a insumos como el espectro radioeléctrico, lo que ayudará con la ampliación de las redes de telecomunicaciones que son aún insuficientes para otorgar banda ancha a toda la población de México.

Regulador predecible

Al cuestionarle sobre iniciativas como la del senador Ricardo Monreal de fusionar el IFT con la Comisión Federal de Competencia Económica y la Comisión Reguladora de Energía, el comisionado Juárez Mojica afirmó que en el sector de las telecomunicaciones es necesario un órgano regulador independiente y especializado con decisiones técnicas. Dichas premisas han otorgado a los inversionistas certeza jurídica para poner su dinero en un sector que requiere plazos de mediano y largo plazos para ver resultados en los negocios.

“Uno de los requisitos de las inversiones es la certeza jurídica. Los inversionistas deben tener claras cuáles son las reglas del juego. Precisamente, esa es nuestra tarea, enviar mensajes claros que den certeza jurídica a todas esas inversiones, ser un regulador predecible. Las reglas a cambiar siempre deben pasar por procesos de consulta pública”, comentó el comisionado Juárez a DPL News.

Fue contundente al decir que no se requiere de un organismo regulador de las telecomunicaciones que responda a coyunturas políticas.

“Tomar mejores decisiones, no por coyuntura política, sino decisiones basadas en evidencia y que reflejen el beneficio de toda la sociedad a largo plazo. Como órgano de naturaleza técnica somos respetuosos de la división de poderes, de otros organismos, pero es nuestra responsabilidad decir por qué tenemos este diseño institucional.

“El órgano regulador de las telecomunicaciones ha venido evolucionando. Lo que tenemos no es producto de la casualidad: una reforma en 2006 donde comisionados ya tenían cierta permanencia, luego en 2013 se lleva la autonomía del órgano regulador al plano constitucional. Todo ello ha sido resultado de todos estos foros y discusiones con la sociedad civil”, apuntó.

Además, dijo que cuando sea el momento de discutir en el Senado la propuesta de Monreal o cualquier otra, se haga en un foro abierto donde participe el IFT, instituciones, sociedad civil, especialistas y todos los interesados para que se expongan las razones de un órgano regulador autónomo, técnico y con el alto grado de especialización para fomentar el desarrollo de las telecomunicaciones y la radiodifusión en México.

Facilitar inversiones y liberar más espectro

En 2019, el IFT dio a conocer a través de un estudio que detectó 11,190 MHz de espectro en bandas que podrían ser utilizadas para el desarrollo de 5G en el país. A pesar de la pandemia, Juárez Mojica dijo que no se debe dar marcha atrás y como regulador debe continuar con los trabajos para poner el espectro a disposición de los interesados.

Aseguró que es necesario que las autoridades lleven a cabo planes para facilitar el acceso al espectro, entre ellos, disminuir el cobro anual de derechos que se ha demostrado que el de México es de los más caros a nivel mundial.

“Tenemos una Unidad de Espectro Radioeléctrico que es referente mundial en estos temas, se voltea a ver a México por lo que está haciendo. Por ejemplo, fuimos el primer país que liberó la banda de 600 MHz y ya está disponible para 5G. Hay que seguir con los planes que teníamos para poner a disposición del mercado más espectro, gracias a ello los usuarios se benefician con servicios más competitivos y de mayor calidad.

“Por ejemplo, China hizo uso de 5G para tener hospitales y ambulancias conectadas, entonces es una tecnología a la que debemos apostar sin dejar de tomar en cuenta la opinión de la industria. Ellos han señalado los altos costos que representa el espectro en México. Es un tema que está ahí, y aunque el IFT no es autoridad para determinar los derechos, trabajamos en coordinación con la Secretaría de Hacienda y el Congreso porque (el costo del espectro) puede estar inhibiendo inversiones y despliegues de redes 5G. Si no hacemos esas inversiones se puede afectar la competitividad del país a largo plazo”, agregó Juárez Mojica.

El comisionado del IFT concluyó que la misión constitucional del regulador de las telecomunicaciones es fomentar el desarrollo eficiente, por lo que trabajan para ser facilitadores de las inversiones en redes de última tecnología.

Agregó que en tanto se impulse más la competencia entre jugadores, habrá mejores servicios. Por ello, es necesario fomentar las inversiones para el beneficio directo de los usuarios.

“Desde dar esa certeza jurídica, acompañar a la industria para dar facilidades de despliegue, reconocer que pueden estar representando barrera los altos costos y acompañarlos con otras autoridades”, puntualizó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here