Para Intel 5G es más que conectividad: puede acelerar la transformación digital de sociedad e industrias

Aunque las expectativas de 5G se fundamentan en el impulso de la llamada Cuarta Revolución Industrial, también ha comenzado a demostrar su potencial como una herramienta de impacto social, revela Caroline Chan, directora General de Infraestructura 5G de Intel.

701

Mientras las tecnologías 5G se encontraban en sus primeras fases de despliegue, el mundo registró el impacto por la pandemia de Covid-19 que llevó a millones de personas a vivir en el  confinamiento de sus hogares, desde donde se vieron obligados a mantener sus actividades cotidianas y productivas de manera remota. Esta combinación de factores llevó a una aceleración digital de empresas y hogares, donde 5G encontró la tremenda oportunidad para demostrar su potencial.

5G va más allá de simplemente proveer conectividad: es un habilitador para la transformación digital que abarca elementos básicos como mayor velocidad de carga y descarga, pero también provee algo más importante, la habilidad de transformar industrias y nuestras vidas en las áreas de: educación, agricultura, telemedicina, industria inteligente y muchas otras más”, señaló en entrevista Caroline Chan, directora General de Infraestructura 5G de Intel.

5G representará una actualización para los teléfonos inteligentes con una mayor velocidad de conexión. Sin embargo, serán las empresas las que realmente encontrarán mayor valor en su aprovechamiento, al convertirse en la herramienta que acelere su transformación digital. Chan destacó que durante el último par de años se presentó la oportunidad para evaluar despliegues reales de la red 5G, incluidos sectores inesperados como salud y educación.

Según Chan, el mercado no tenía grandes expectativas sobre la telemedicina, al considerar que las personas preferirían la visita física con el médico para su consulta. No obstante, a partir de las condiciones generadas por la pandemia, este sector se convirtió en “una de las áreas más grandes de plena conectividad”, y en una de las aplicaciones más prometedoras para 5G. Tal es el caso de operadores como Verizon, en Estados Unidos, que ha encontrado en la medicina remota una ventana de oportunidad.

“Por la situación que estamos viviendo, las personas se ven forzadas a llevar sus transacciones en línea. Esto acelera la adopción basada en la necesidad. También la respuesta de los proveedores del ecosistema ha sido sobresaliente. Un ejemplo es aplicaciones de Smart City y granjas que adoptan las soluciones más rápido de lo esperado o restaurantes que se basan en más tecnología para compensar la falta de empleados”, explicó.

A partir de dicha adopción de la tecnología, para Chan 5G “se convierte en una de las herramientas que sientan las bases para la recuperación económica” y una estrategia para “equilibrar la escala socioeconómica”.

Chan relató que entre los primeros proyectos donde Intel se involucró fue el lanzamiento de una red 5G para escuelas marginadas en Sacramento, California. La principal problemática era que, aunque los estudiantes tenían conectividad y dispositivos en las instituciones, la pandemia forzó el cierre de escuelas y en sus hogares no contaban con las herramientas necesarias para mantener una educación remota.

Por ello, Intel se asoció con Megh Computing, JMA Wireless y AWS para la instalación de una red privada 5G utilizando el espectro de CBRS que permitiera habilitar aplicaciones de educación en los hogares de los estudiantes, además del Centro Comunitario. “Realmente 5G tiene un potencial más allá de la conectividad: es una forma de impulsar la transformación digital”.

🎤#Entrevista | ORAN y vRAN: nuevas interfaces de radio donde Intel quiere ser líder

Chan admitió que esta es una de muchas y nuevas aplicaciones en las que la compañía se encuentra trabajando para poder resolver estos desafíos de la industria. Aunque las expectativas de 5G se fundamentan en el impulso de la llamada Cuarta Revolución Industrial, también ha comenzado a demostrar su potencial como una herramienta de impacto social.

“El sector industrial se encuentra bien encaminado porque puede cuantificar los beneficios económicos más rápido” con las expectativas del mercado, según Chan. Sin embargo, a partir de los eventos sucedidos en los últimos 18 meses, se registró una inesperada aceleración de la digitalización de sectores como educación, medicina, puertos y Smart Cities.

La mayoría de estos despliegues y aplicaciones se registran en países o áreas en desarrollo como Estados Unidos, Europa y partes de Asia. Chan consideró que América Latina también tiene una oportunidad importante en la adopción de 5G debido a una población joven y entusiasta que es muy rápida en la adopción de nuevas tecnologías.

“Todos hemos sido impactados igualmente por la pandemia. Las industrias locales necesitan la transformación digital. Debemos democratizar 5G y cómo es utilizada. No debe ser vista sólo como un teléfono más caro, sino cómo un habilitador para transformar la economía”, indicó Chan.

Una transformación que viene desde la nube

Chan consideró que Intel se encuentra en una posición privilegiada para demostrar los beneficios que ofrece 5G en la transformación digital de empresas e industrias. No ofrecen únicamente un amplio portafolio de soluciones, sino que “tenemos una larga historia en el Cloud y el cómputo, por lo que entendemos lo que necesitan para que la inversión en 5G dé resultados”.

Intel aseguró que la red 5G se ejecutará como una red “cloudificada”. Es una red que utiliza una arquitectura de nube, APIs abiertas, servidores comerciales, Open-RAN y un ecosistema más abierto. Esto ha beneficiado y mejorado la amplia variedad de despliegues que hoy se registran”. Chan afirmó que “Si 5G fuera sólo conectividad y banda ancha móvil, los cambios sociales por la pandemia nos habrían atrapado con la guardia baja”.

Al considerar que 5G representa una nueva arquitectura con un nuevo ecosistema de proveedores, los operadores se enfrentan a nuevos retos para su despliegue, no sólo como una “gran inversión” para transitar de una tecnología 4G a 5G, sino para el cambio de cultura y procesos de negocio que les permita ingresar a los nuevos mercados industriales.

Mientras que los operadores provienen de un mercado bien conocido para ellos, que es proveer servicios de conectividad para teléfonos móviles, ahora enfrentan el reto de “ingresar al espacio de redes privadas, usando la baja latencia y la característica ultra confiable de 5G”.

“Ahora no sólo están proveyendo servicios de comunicación, sino servicios de TI y de tecnologías de operación, elementos a los cuales las fábricas están acostumbradas. Es una gran transformación que tienen que adoptar los operadores. Las prácticas de negocio son diferentes. El modelo de cobro y el nivel de calidad (SLA) son diferentes. Ya no es simplemente B2C, sino B2B o hasta B2B2C”, añadió.

En ese sentido, indicó que se observan cambios en los operadores, tanto en la contratación de talento como en la búsqueda y diversificación de nuevos socios.

Para ayudar a los operadores en su propia transformación, Intel fundó el Open Innovation Lab, en conjunto con socios como T-Mobile, Microsoft y VMWare. En el laboratorio se explora el desarrollo de aplicaciones para Inteligencia Artificial (IA), Machine Learning, Edge Computing y 5G para una variedad de casos de uso a través de diferentes industrias incluyendo el vehículo conectado (V2X).

La transformación que todos tenemos que hacer es dramática. Ahora hay que servir a diferentes tipos de clientes, incluidos nuevos negocios. Estamos aprendiendo y ajustándonos a la nueva realidad, pero seguimos impulsando la innovación. Estoy muy contenta porque Intel está en medio de este despertar de la innovación 5G en el ecosistema” digital y tecnológico, puntualizó.