La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este miércoles un proyecto de ley que busca restablecer las antiguas reglas de neutralidad de la red en el país revocadas por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), bajo el mandato de Donald Trump, hace más de un año.

Pese a la victoria, la “Ley para salvar Internet” enfrenta pocas posibilidades de ser aprobada por el Senado, controlado por los republicanos y por el presidente Trump.

El lunes, la Casa Blanca dijo que se “opone firmemente” al proyecto de ley, y advirtió que el mandatario estadounidense lo vetaría.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, dijo que el proyecto de neutralidad de la red estaría “muerto a su llegada al Senado”.

Los demócratas en la Cámara introdujeron la legislación el mes pasado, después de tomar el control de la Cámara de Representantes a principios de 2019.

Resultado de imagen para net neutrality restore

El proyecto de ley restablecería la regulación anterior de Internet abierta de la FCC aprobada en 2015 bajo la administración de Barack Obama, que impuso reglas más estrictas sobre cómo los proveedores de servicios de Internet (ISP) podrían administrar el tráfico.

La antigua regulación solicitaba que los ISP trataran de la misma forma todo el contenido en línea, además de que tenían explícitamente prohibido bloquear, acelerar o ralentizar el acceso a servicios en línea específicos.

Sin embargo, desde junio de 2018, los servicios de Internet ya no se consideran un servicio de telecomunicaciones regulado por la FCC, sino que están bajo la supervisión general de protección al consumidor de la Comisión Federal de Comercio.

Ahora, los proveedores deben divulgar públicamente cualquier instancia de bloqueo, limitación o priorización pagada. Luego se evaluará en función de si la actividad es anticompetitiva o no.

“Esta legislación es una solución de gran gobierno en busca de un problema”, dijo en un comunicado Ajit Pai, presidente de la FCC. “Internet es libre y abierto, mientras que una banda ancha más rápida se está implementando en todo Estados Unidos. Este proyecto de ley no debe y no se convertirá en ley”, aseguró.

Varios estados, incluidos California, Washington y Vermont, impulsaron sus propias reglas de neutralidad de la red, a pesar de que la FCC afirma su autoridad para evitar que los estados apliquen leyes incompatibles con la derogación de la neutralidad de la red.