Tras las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, el fabricante de pantallas Japan Display reportó una caída en ventas de 12.5 por ciento interanual en el primer trimestre fiscal del año, al descender hasta los 858 millones 890 mil 400 dólares (90 mil 400 millones de yenes), lo que ocasionó pérdidas por 164 millones 367 mil 300 dólares (¥17 mil 300).

En su informe financiero, Japan Display explicó que la disminución en la demanda de pantallas para teléfonos inteligentes provocó una mejor utilización de la planta de producción, generando procesos más costosos. Además, dijo que reducirá su negocio móvil, “debido a que no hay perspectivas de una recuperación significativa en la demanda futura”.

Durante el primer trimestre, los pasivos excedieron los activos, al contabilizar más gastos que ingresos. Las pérdidas operativas fueron de 261 millones 277 mil 500 dólares (¥27 mil 500 millones), mientras que los gastos en mejora estructural ascendieron hasta 491 millones 201 mil 700 dólares (¥51 mil 700 millones).

Los segmentos automotriz y no móvil presentaron la misma tendencia a la baja. En el primer caso, aún se espera que las ventas mejoren para el tercer trimestre; en el segundo, la estrategia del proveedor será lanzar nuevos negocios en la segunda mitad del año para recuperarse.

Ante este escenario, y tras varios meses con resultados financieros en caída libre, Japan Display estima que, pese a que realizarán lanzamientos de productos en la segunda mitad del año, las ventas no podrán sobreponerse y se reflejará en una disminución de ingresos respecto al año fiscal anterior. Aún así, espera alcanzar “la rentabilidad en el segundo semestre a través de la implementación de reformas estructurales”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here