Perú busca terminar contrato con Azteca para red dorsal de fibra “lo antes posible”

El MTC inició el proceso para resolver el contrato de concesión de la RDNFO. Hasta ahora, la red se encuentra subutilizada y no ha logrado cumplir con su objetivo de promover el acceso a la banda ancha.

0
335

A más tardar en julio de este año, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) de Perú busca resolver la culminación del contrato con Azteca Comunicaciones para la operación de la Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica (RDNFO).

En un aviso que el MTC publicó hoy en el diario El Peruano, afirma que el proyecto de fibra debe devolverse al Estado lo más pronto posible, para que pueda alcanzar su objetivo inicial de promover el acceso a la banda ancha entre la ciudadanía.

Por ello, la dependencia inició este martes el proceso de resolución por la causal de interés público del contrato de concesión que firmó con la empresa en 2014, debido a que la infraestructura de la red se encuentra subutilizada, y luego de que el operador solicitó una propuesta de adenda para abandonar la Asociación Público-Privada.

El Ministerio trazó un cronograma para dar una solución definitiva a la concesión de la red dorsal. El 17 de mayo realizará una audiencia pública, en la que participarán Azteca, el Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel) y terceras personas, y prevé resolver el contrato el 16 de julio, fijando una fecha de terminación para el mismo.

Sólo se utiliza el 3.2 por ciento de la capacidad instalada de la RDNFO en la actualidad y los ingresos que obtiene cubren 7.7 por ciento de los costos en los que incurre el Estado, por lo que volver a encauzar el proyecto es un tema urgente para el gobierno peruano.

De acuerdo con datos del MTC, en los últimos cinco años el Estado ha aportado 265 millones de dólares para la inversión, mantenimiento y operación de la red dorsal de fibra óptica, el cual representa un monto de cofinanciamiento mayor al estimado durante la fase de estimación del proyecto, sin que aún haya logrado cumplir con sus metas.

Te recomendamos: Redes troncales de fibra óptica ¿éxito o fracaso?

La red de fibra, todavía en manos de Azteca Comunicaciones, tiene pocos clientes, ya que los operadores a los que buscaba dar acceso mayorista han desplegado infraestructura propia. Y el gobierno prevé que la RDNFO puede perder estos pocos usuarios, cuando entre en vigor la revisión tarifaria de 2021 y las tarifas suban hasta nueve veces.

Desde 2018, el MTC y el concesionario han evaluado diferentes opciones para optimizar el contrato y mejorar el modelo de operación de la red dorsal, y a principios de 2020, Azteca presentó una propuesta de adenda para salirse del proyecto. Sin embargo, las partes no llegaron a un acuerdo, por lo que el MTC comenzó el proceso de resolución unilateral.

En octubre del año pasado, el Director General de Políticas y Regulación en Comunicaciones del Ministerio, José Aguilar Reátegui, adelantó a DPL News que el MTC ya estaba alistando la conclusión del contrato con Azteca, y explicó que el operador actual podría quedarse hasta que el proyecto se adjudique de nuevo o, en su defecto, el Pronatel (Programa Nacional de Telecomunicaciones) podría ser un interventor temporal.

Según la cláusula 61 del contrato de la RDNFO, el concesionario deberá seguir prestando los servicios mayoristas de la red por un plazo no menor a seis meses contados desde la fecha de suscripción de un nuevo convenio de concesión.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here