Perú | Osiptel pide al Congreso fortalecer su capacidad para sancionar a operadores

Regulador detalló acciones de fiscalización ejecutadas ante Comisión de Transportes y Comunicaciones del Parlamento

74

Andina

El Organismo Supervisor de la Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel) solicitó a la Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso de la República el fortalecimiento de sus capacidades sancionadoras frente a las empresas operadoras.

En su exposición como invitado de la sétima sesión ordinaria virtual del grupo de trabajo, el presidente ejecutivo del ente regulador, Rafael Muente, informó sobre las acciones de fiscalización de los servicios de telecomunicaciones y manifestó que la entidad cuenta con el tope de multas más bajo frente a otros organismos reguladores nacionales. 

“Si el Osiptel tuviera la capacidad de sancionar de forma más contundente a las empresas se generarían mayores incentivos para que las operadoras mejoren la calidad de sus servicios en el corto plazo en beneficio de los usuarios”, explicó Muente.

Detalló que en el 2020 se impusieron más de 117 millones de soles en multas a las empresas operadoras. Además, para promover la optimización de los servicios, el Osiptel incorporó en el 2014 los compromisos de mejora, mecanismo que permite corregir problemas en términos de cobertura y calidad en el servicio de telefonía móvil en un determinado plazo.  

El funcionario comentó que en el primer semestre del 2021 se supervisaron 335 centros poblados y se solicitaron 193 compromisos de mejora a las diferentes empresas operadoras, los cuales serán verificados en el primer semestre del próximo año. “Si no los cumplen, se procede a la sanción respectiva”, precisó.
Muente recordó la importancia de la autonomía e independencia técnica de los organismos reguladores para el óptimo cumplimiento de sus funciones, en un marco de libre competencia de mercado. 

“Es crucial entender que la labor de los reguladores económicos como Osiptel, Ositran, Osinergmin, Sunass, entre otros, tiene una estricta relación con el manejo técnico de la regulación y ello implica estar ajenos a intenciones o incentivos de tipo político. Es así que se requiere contar con autonomía técnica y autonomía regulatoria”, recalcó. 

Agenda pendiente


Asimismo, el presidente del Osiptel destacó que, como parte de la agenda pendiente para contribuir con la mejora de la calidad del servicio de telecomunicaciones, se está trabajando en un nuevo Reglamento de Calidad; así como en la implementación de un sistema y herramientas de supervisión remota y en la conectividad a los sistemas de control de las redes fijas y móviles.

 
Respecto a la mejora de la calidad de atención a los usuarios, el organismo regulador está actualizando normativas como el Reglamento de Reclamos y también trabaja en la puesta en marcha del Sistema de Gestión de Casos de Usuarios y de un sistema de seguimiento, monitoreo y fiscalización de bajas y migraciones reportado por las empresas operadoras.

  
A la par, la entidad también busca culminar con su proceso de transformación digital y el perfeccionamiento del sistema de análisis de impacto regulatorio, en línea con las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).