Perú | Todo lo que debe saber sobre la nueva Ley del Teletrabajo

38

La Ley

Soluciones laborales entrevistó a Tino Vargas, especialista en Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, sobre las implicancias de la aprobación de la nueva Ley de Teletrabajo aprobada por el Congreso de la República. Entérate más en la siguiente nota.

Tino Vargas Raschio, especialista en Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, nos comenta sobre el recién aprobado Proyecto de Ley de Teletrabajo, aprobado el 21 de mayo del presente año.

El teletrabajo data de una norma creada el año 2013 que regula el trabajo a distancia a través de los medios de telecomunicaciones e informática. Dicha ley buscaba resguardar el derecho de los teletrabajadores y que estos no sean menores a los derechos de los trabajadores ordinarios. Cabe destacar que la relevancia de dicha norma no fue tal hasta el inicio de la pandemia del covid-19 y el establecimiento del estado de emergencia.

Trabajo Remoto y Teletrabajo

El trabajo remoto se distanció del teletrabajo en el 2013 debido al consenso, en el sentido que ya no era necesario conseguir la aprobación de los teletrabajadores para realizar el trabajo a distancia. Asimismo, ya no era necesario que el empleador asumiera los gastos de la nueva tecnología de la información. Todos estos gastos podían asumirse facultativamente por el empleador o en su defecto el trabajador lo pondría a libre disposición.

Ahora, a través del Proyecto de Ley Nº 5408, se dan ciertos matices tanto al trabajo remoto como a la ley del teletrabajo, la cual queda prácticamente derogada.

Los puntos a favor de este proyecto es que pone sobre la mesa de nuevo temas tales como los gastos por uso de internet y desgaste en caso de que los trabajadores usen sus propias trabajadoras. Asimismo, también se mencionan temas referentes a la salud y seguridad en el trabajo, derechos colectivos, entre otros puntos favorables.

Por otro lado, los puntos en contra que se pueden encontrar en el presente proyecto aprobado inician con la regulación del mutuo acuerdo. En la norma antigua de teletrabajo era necesario que hubiera un consenso entre el empleador y el trabajador a efectos de aplicar el teletrabajo. Dicho acuerdo se fundamentaba en que el teletrabajo no se adapta a todos por igual, debido a las condiciones personales y familiares de cada trabajador.

Asimismo, tenemos que tener presente que la norma del trabajo remoto nació en medio de un Estado de Emergencia. En este punto, existía un conflicto de derechos. Por un lado, se encontraba presente el derecho de autodeterminación, de libertad, de inviolabilidad de domicilio, por otro lado, se encontraba el derecho a la salud. Ante dicho problema el Estado prefirió garantizar el derecho a la salud. Por ello, se eximió el acuerdo de voluntades para imponer el trabajo remoto.

Sin embargo, la norma actual elimina el consenso a pesar del gran avance que hay en la lucha contra el covid-19. Por lo cual causa dudas si es que dicha imposición resultaría viable a futuro.

Asunción de Gastos del Teletrabajo

Si bien la norma asegura la asunción de gastos por parte del empleador, esta norma solo es aplicable al sector privado. Ante ello, se genera la duda respecto al trato diferenciado, incluso discriminador, que se tiene con el sector público. En este sentido, debió tenerse en cuenta la regulación de igual derechos del sector privado y sector público.