Perú traza norma para la compartición de infraestructura activa de telecomunicaciones

El MTC prevé que la normativa permita reducir costos y tiempos de despliegue de servicios móviles, y expandir la cobertura en zonas alejadas.

1076

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) de Perú aprobó un proyecto de norma que regula la compartición de infraestructura activa entre operadores de telecomunicaciones, mediante la cual busca incrementar la penetración de la banda ancha, y reducir costos y tiempos de despliegue de los servicios móviles.

Sin involucrar el espectro radioeléctrico, las empresas podrán llegar a acuerdos para compartir antenas, portadores, agregadores y otros elementos de la red tanto en áreas urbanas como rurales, fijando un pago justo al propietario de la infraestructura.

De acuerdo con el proyecto normativo, las compañías que tengan infraestructura pasiva en zonas rurales o de preferente interés social deben compartirla con quien se lo solicite, si cuentan con la capacidad disponible o es factible la ampliación de la red.

Los operadores tendrán 60 días calendario para negociar los términos de la compartición. En caso de no ponerse de acuerdo, podrán pedir a la Dirección General de Políticas y Regulación en Comunicaciones que intervenga con un mandato con los términos técnicos necesarios, y el regulador peruano fijará la contraprestación.

En todo caso, no se podrá llevar a cabo una compartición de infraestructura mediante roaming nacional, cuando se tengan pendientes pagos de derechos, tasas, canon o multas, o si no se cumplen con los requisitos de autorización del MTC.

Hasta ahora, no se contaba con reglas para la compartición de infraestructura activa en el sector, un mecanismo que permite expandir de manera rápida la oferta de servicios móviles, estimular la migración a nuevas tecnologías y facilitar el despliegue de redes en zonas alejadas del país, señaló la dependencia.

Además, destacó que países como Brasil, Bélgica, Francia o España han logrado aumentar la competencia en el mercado y mejorar la calidad y asequibilidad de los servicios a través de normativas de este tipo.

Incluso el Ministerio mencionó que esta normativa beneficiará la adopción futura de 5G, debido a que esta tecnología “demandará un incremento sustancial de celdas en áreas urbanas de especial interés”, y la compartición facilitará a los operadores reducir gastos y tiempos de implementación.

En abril de este año, con el visto bueno del MTC, Telefónica y Entel acordaron compartir infraestructura activa en Perú, lo cual también representa un principio de entendimiento de cara a 5G.