Por qué el éxito de ‘El juego del calamar’ intensificó un conflicto de Netflix en Corea del Sur

Tras el arrollador éxito que ha tenido la serie surcoreana, legisladores y altos mandos de gobierno buscan establecer medidas legales para que Netflix pague por el uso de las redes de banda ancha.

722
REUTERS/Kim Hong-Ji/Illustration

Más de 142 millones de hogares en todo el mundo han visto El juego del calamar desde su estreno el 17 de septiembre, por lo que esta serie se ha convertido en el mayor éxito de Netflix. Pero no todo es felicidad.

El triunfo de esta serie ha motivado a legisladores y representantes del gobierno de Corea del Sur a revisar las condiciones en que la plataforma de streaming opera en el país, y analizar medidas legales para que la empresa comparta los costos del tráfico en Internet.

Durante la auditoría de la Asamblea Nacional en días recientes, los parlamentarios de diferentes partidos políticos coincidieron en que el gobierno debe obligar a Netflix a pagar para que sus contenidos viajen en las redes de banda ancha del país asiático.

Lim Hye-sook, ministra de Ciencia y TIC, afirmó que las plataformas extranjeras de video bajo demanda deberían compartir los costos de la red como lo hacen las empresas locales, y adelantó que se considerarán revisiones necesarias a las leyes, de acuerdo con The Korea Herald.

Otros representantes también apoyan reformas a la ley de telecomunicaciones para obligar a las plataformas multinacionales a pagar tarifas por el uso de la red. A principios de octubre, el Presidente de la Comisión de Comunicaciones, Han Sang-hyuk, dijo que estudiaría cambios a la normativa.

Incluso, el parlamentario independiente Yang Jung-Suk afirmó que Netflix realiza maniobras para pagar menos impuestos en Corea del Sur. Según el representante, la compañía transfirió el 77 por ciento de sus ingresos en Corea a una subsidiaria holandesa en forma de regalías.

Las empresas locales también pidieron a la Asamblea Nacional que fomenten un trato justo en el mercado, pues acusaron que las plataformas extranjeras usan las redes de forma gratuita.

El éxito de El Juego del Calamar, producida en Corea del Sur, intensificó estas demandas, ya que esta serie provocó un enorme incremento en el tráfico de Internet, pero Netflix se niega a compartir los costos de la red.

La plataforma se enfrenta a una lucha legal con SK Broadband (de SK Telekom). La compañía de telecomunicaciones surcoreana demandó a Netflix porque no quiere pagar las tarifas por el uso de su red, a pesar de que el Tribunal de Distrito de Seúl le ordenó cubrir esos costos.

SK Broadband estima que Netflix debe alrededor de 23 millones de dólares por el uso de su red en 2020, lo cual equivaldría al 6 por ciento de los ingresos de la plataforma en Corea del Sur.

En una entrevista con Bloomberg, el Vicepresidente de Políticas Públicas de Netflix, Dean Garfield, aseguró que la medida de pagar por el uso de la red crearía un entorno injusto y anticompetitivo, arriesgando el modelo de negocios de la compañía y la asequibilidad del servicio para los consumidores.

Además, a la plataforma le preocupa que Corea del Sur adopte esto como una regla, pues daría precedentes para que otros países hagan lo mismo.