¿Por qué se cayó Facebook y puso en vilo al mundo entero?

La caída de las redes sociales de Facebook: WhatsApp, Instagram y Messenger, que afectó a casi la mitad de la población mundial, se debió a un cambio defectuoso en la configuración de los enrutadores que coordinan el tráfico de red entre los centros de datos, según explicó la propia compañía.

748

El lunes 4 de octubre de 2021 será recordado como un día anómalo, inusual, atípico, como el episodio de una distopía digital, ya que las redes sociales propiedad de Facebook estuvieron fuera de servicio durante más de seis horas.

El apagón, que afectó a Instagram y a WhatsApp, además de la matriz Facebook y su servicio de mensajería, Messenger, comenzó alrededor de las 10:20 de la mañana en el horario de verano central (CDT), y los servicios de las plataformas se restablecieron paulatinamente después de las 17:30 horas.

Desde temprano, Facebook reconoció las fallas y ofreció disculpas a sus usuarios: “Somos conscientes de que algunas personas tienen problemas para acceder a nuestras aplicaciones y productos. Estamos trabajando para que todo vuelva a la normalidad lo antes posible y pedimos disculpas por cualquier inconveniente”, publicó la compañía en su cuenta de Twitter a las 11:22 a.m.

En México, la caída afectó a millones de usuarios, ya que, como señala el 17o Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2021, elaborado por la Asociación de Internet MX, pese a que el acceso a redes sociales se ha diversificado, lo que ha generado una atomización en el número de plataformas utilizadas, WhatsApp (91%) y Facebook (81.9%) siguen siendo las redes sociales más usadas por los mexicanos.

Mientras que, a nivel mundial, se estima que afectó a las más de 3 mil 500 millones de personas (el equivalente al 45% de la población mundial) que utilizan las aplicaciones de Facebook, Instagram, Messenger y WhatsApp para actividades personales, familiares, políticas, profesionales o empresariales.

Y en el transcurso del día circularon múltiples teorías sobre la causa de la caída de las aplicaciones de Facebook, desde un supuesto ataque de piratas cibernéticos hasta la actualización del protocolo de puerta de enlace de frontera (BGP, por sus siglas en inglés).

A las 17:33, Facebook anunció, de nuevo a través de Twitter, que sus plataformas volvían a operar paulatinamente: “Hemos estado trabajando arduamente para restablecer el acceso a nuestras aplicaciones y servicios y nos complace informar que ahora están volviendo a estar en línea. Gracias por tolerarnos”.

El equipo de ingeniería de Facebook explicó que la interrupción también afectó las herramientas y los sistemas que la compañía emplea en sus operaciones diarias, lo que dificultó aún más sus esfuerzos por diagnosticar y resolver rápidamente el problema.

El vicepresidente de Infraestructura de la empresa, Santosh Jonardhan, explicó que la causa de la interrupción fue un cambio defectuoso en la configuración de los enrutadores troncales que coordinan el tráfico de red entre los centros de datos de Facebook, el cual tuvo un efecto en cascada en la forma en que se comunican y paralizó sus servicios.

En el comunicado, Facebook dejó claro que no hubo una actividad maliciosa detrás del apagón, sino que se trató de un error de la propia empresa. Y aseguró que, hasta este martes 5 de octubre, no tenía ninguna prueba de que los datos de los usuarios se hayan visto comprometidos durante el periodo de inactividad, como circuló en distintos foros y redes.

Pérdidas millonarias

En la jornada de este lunes, Facebook perdió cerca de 5 mil 900 millones de dólares, lo que redujo la fortuna de su fundador y CEO, Mark Zuckerberg, a 117 mil millones de dólares –según Forbes–, lo que lo ubicó como el sexto hombre más rico del mundo, o a 121 mil millones de dólares, de acuerdo con Bloomberg, con lo que ocuparía la quinta posición entre los multimillonarios del orbe.

Sin embargo, de acuerdo con informes de los medios económicos, las acciones de la compañía se desplomaron en las horas previas al apagón y se mantuvieron estables, e incluso repuntaron, durante la caída.

Debate sobre el monopolio

La caída de Facebook puso sobre la mesa un debate que ha permeado la opinión pública durante los últimos meses: las implicaciones de los monopolios de las gigantes tecnológicas. Diversas legisladoras y líderes regionales se pronunciaron al respecto.

La jefa antimonopolio de la Unión Europea, la comisaria de Competencia Margrethe Vestager, dijo que la caída de Facebook mostró las repercusiones de depender de unos pocos jugadores importantes y subrayó la necesidad de más rivales.

Mientras que la representante demócrata por el distrito de Nueva York en el Congreso estadounidense, Alexandria Ocasio Cortez, citando un tuit que hace referencia a América Latina, señaló que pareciera como si la misión monopólica de Facebook tuviera efectos destructivos en la democracia y sociedad libre.

La activista y política estadounidense de ascendencia puertorriqueña aseguró que, si el comportamiento de Facebook se hubiera revisado en el momento oportuno, como cuando compró Instagram, los continentes de personas que dependen de WhatsApp e Instagram para la comunicación o el comercio hubieran estado bien durante su caída. Y concluyó que la compañía debería ser escindida.