Presidente de Uruguay le exigió la renuncia al titular de Antel, por no atender las medidas de austeridad

303

ICN Diario

En una resolución urgente, el mandatario de Uruguay Luis Lacalle Pou, le exigió la renuncia este martes al ingeniero Guillermo Iglesias, recientemente nombrado presidente de Antel, la compañía estatal de comunicaciones, porque en medio de la austeridad en la economía implementado debido al ajuste fiscal que debe hacer el nuevo gobierno, Iglesias resolvió presupuestar a 857 personas que estaban contratadas en régimen de función pública en la empresa por una antigüedad mayor a tres años.

La resolución firmada por Lacalle Pou  señala como  “inconveniente” la decisión de Antel que aprobaba la presupuestación de los 857 contratados y exhortando a la empresa estatal “dejar sin efecto” la decisión observada.

La resolución del gobierno expresa que “al Poder Ejecutivo le corresponde la conducción superior de la política económica, financiera y comercial” y que “la desentralización funcional o por servicios se encuentra confirmada por dos sistemas orgánicos” (uno primario y otro secundario) y que “el Poder Ejecutivo es el primario, por tanto en una situación de preeminencia institucional en la que debe ejercer  potestades de control sobre el secundario”.

El documento del gobierno puntualiza que el pasado 11 de marzo se exhortó a las empresas públicas y demás organismos a  adoptar medidas para lograr el objetivo de disminuir el rojo de las cuentas públicas. Una situación en la economía del país que recibió el nuevo Jefe de Estado, de parte de la administración saliente al asumir el 1º de marzo de este año.

En tanto, señala que el artículo 197 de la Constitución “confiere al Poder Ejecutivo cuando considere inconveniente la gestión o los actos de los directorios de los servicios descentralizados la potestad (poder-deber) de hacerles las observaciones que crea pertinentes, así como disponer la suspensión de los actos observador”.

Ante estos hechos, el presidente de Antel, presentó la renuncia a su cargo.