La Jornada – Reuters

El Banco de México (BdeM) está en conversaciones con Amazon para lanzar un nuevo sistema móvil de pagos, respaldado por el Estado, que permitiría a los consumidores realizar compras en línea usado códigos QR, afirmó el director general de Operaciones y Sistemas de Pago de la entidad, Jaime Cortina.

Sería la primera vez que Amazon, la minorista en línea más grande del mundo, ofrece la tecnología de escaneo en México y, eventualmente, podría abrir una nueva base de clientes en un país donde más de la mitad de la población no tiene una cuenta bancaria.

El sistema de pagos, conocido como CoDi, administrado y creado por el BdeM, permitirá a los clientes realizar pagos en línea y en persona con sus teléfonos inteligentes de forma gratuita utilizando códigos QR. Su meta es atraer a más personas al sector financiero formal.

Se espera un proyecto piloto este mes, subrayó el BdeM.

Amazon y su rival argentino MercadoLibre se han acercado al BdeM para analizar cómo incluir CoDi como modalidad de pago adicional a las que actualmente tienen, aseveró Cortina.

También nos han dicho que se podría implementar relativamente rápido, mencionó.

Agregó que CoDi fue diseñado para que facilitar los pagos en línea.

Amazon no quiso hacer comentarios. MercadoLibre confirmó que su plataforma de cobro, MercadoPago, he estado en contacto con el BdeM para buscar soluciones de pago digitales, pero no dio mayores detalles.

La banca móvil es popular en otros mercados emergentes, como China, India y Kenia, y ha sido impulsada por aplicaciones asequibles y fáciles de usar para las compañías privadas.

Cortina declaró que los minoristas en línea no deberían tener problemas para incorporar la tecnología al tiempo que bancos y otros participantes en el sistema de pago interbancario existente, que es la base de CoDi.

Sólo 3.9 por ciento de las ventas minoristas se realizaron en línea en México el año pasado, según cifras de la empresa de investigación Euromonitor International, con Amazon y MercadoLibre entre los principales participantes.

Ambas minoristas desean alentar a los clientes no bancarizados a comprar en línea y permitir pagos en efectivo en tiendas de conveniencia.

Amazon también lanzó su primera tarjeta de débito el año pasado, dirigida a consumidores sin tarjetas de crédito.

El nuevo gobierno está apostando a la tecnología financiera para ayudar a combatir la pobreza.

La amplia aceptación de CoDi marcaría un paso importante en su estrategia de inclusión financiera.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here