Bruno Le Maire, ministro de Economía de Francia

La Prensa-AFP

Los diputados franceses examinan este lunes un proyecto de ley destinado a gravar los ingresos de los gigantes mundiales de internet, que de convertirse en ley haría de Francia el pionero en la materia, a pesar de la oposición de Estados Unidos.

“Es un honor para Francia estar a la vanguardia en estas cuestiones, para liderar el camino”, dijo el ministro de Economía, Bruno Le Maire, al inicio de los debates en la Asamblea Nacional, la Cámara baja del Parlamento francés.

Le Maire, que presentó este proyecto como un compromiso del presidente Emmanuel Macron que será “cumplido”, lo defendió como un texto con el que se busca alcanzar “justicia y eficacia fiscal”.

Le Maire consideró “inaceptable” que los gigantes de internet tengan “ganancias considerables” en Francia, pero que paguen impuestos en el extranjero. “Nadie puede aceptar eso”, apuntó.

El impuesto a las GAFA, acrónimo que engloba a Google, Amazon, Facebook y Apple, así como los otros gigantes de internet, se inspira de un proyecto de directiva europea que no prosperó debido a las reticencias de cuatro países (Irlanda, Suecia, Dinamarca y Finlandia).

Le Maire destacó, no obstante, que para regular la economía digital, “la mejor solución a largo plazo es una solución multilateral”. “No bajaré los brazos hasta que la OCDE se ponga de acuerdo”, afirmó.

Le Maire espera que se alcance un acuerdo antes de 2020 dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La OCDE está encabezando las conversaciones destinadas a gravar a estas firmas mundiales, empresas que generalmente optan por instalar sus sedes en países que ofrecen un régimen tributario atractivo para así reducir su tributo calculado en función de su facturación, lo que priva a los países en donde se llevan a cabo las operaciones comerciales de miles de millones de dólares en impuestos.

Ante las críticas de Estados Unidos, el ministro reafirmó que Francia es “libre y soberana”, y reiteró que apenas se encuentre un acuerdo dentro de la OCDE Francia retirará este impuesto nacional.

Washington exhortó a Francia a que renuncie a este gravamen, ya que lo considera “extremadamente discriminatorio para las multinacionales con sede en Estados Unidos”.

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció este impuesto en diciembre, en plena crisis social de los “chalecos amarillos”. El gobierno espera que contribuya a financiar parte de los 10,000 millones de euros de medidas de urgencia que decidió para apagar la crisis.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here