El Economista Rodrigo Riquelme

Los proyectos insignia del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador obligan a que éste considere la ciberseguridad como una prioridad. Iniciativas como el acercamiento de los servicios financieros y las telecomunicaciones a las comunidades más alejadas; la reducción de la pobreza, el combate a la corrupción y la construcción del Tren Maya requieren que la ciberseguridad sea predominante en su diseño, de acuerdo con Kiyoshi Tsuru, director en México de BSA The Software Alliance.   

Tsuru enlistó algunos de los proyectos impulsados por la actual administración, como el acercar los sistemas financieros a la población que no tienen acceso a estos, lo mismo que  las telecomunicaciones y el servicio de internet, y dijo que muy probablemente estos se logren a través de soluciones de Tecnologías de la Información (TI), por lo que para que sean efectivas es necesario contar con un ecosistema de seguridad cibernética.

Hizo también referencia al combate a la corrupción, para el cual dijo que era necesaria información actualizada, veraz y confiable que debe estar libre de ataques que puedan ponerla en riesgo. Añadió que en el caso de la reducción de los índices de pobreza, para acercar a la población las oportunidades de educación y empleo necesarias, la ruta más efectiva es también la de las tecnologías de la información. 

“La seguridad cibernética es un elemento subyacente en todas estas iniciativas de la administración y no es una cuestión accesoria”, dijo Tsuru en conversación con medios de comunicación.

Lo mismo sucede en el caso del impulso que se le ha dado a proyectos de infraestructura intensiva, como la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, la refinería de Dos Bocas o el Tren Maya, en el sureste del país. “Si ese proyecto es prioritario para la administración, entonces la ciberseguridad está hasta arriba de los requerimientos para que el Tren Maya pueda ser una realidad, no solamente para seguridad de la infraestructura sino para las transacciones mercantiles que se espera empiece a generar el proyecto”, dijo.           

El directivo de la organización que agremia a las empresas de software más grandes del mundo recordó datos relevantes para México en cuanto a ciberseguridad, como el que muestra el más reciente estudio de la Organización de Estados Americanos (OEA) acerca de que la totalidad de las instituciones financieras en México sufrieron un ciberataque en 2018 o que la población mexicana ocupa el tercer lugar a nivel mundial entre quienes están más preocupados por la seguridad cibernética, según el Índice de Seguridad 2019 de Unisys.

Propone creación de Agencia Nacional de Ciberseguridad

Por esta razón, aseguró Tsuru, es necesaria la consolidación de una estrategia nacional de ciberseguridad a través de la creación de una Agencia Nacional de Seguridad Informática, que conjunte los esfuerzos de los diversos sectores de la sociedad. Para esto, dijo que era necesario asentar este tipo de intenciones en términos regulatorios, como la anexión de México al convenio de Budapest, que promueve la tipificación específica de distintos delitos informáticos.   

El director de BSA aseguró que la Estrategia Nacional de Ciberseguridad de la administración de Enrique Peña Nieto nació muerta, debido al momento en el que fue lanzada, lo que no le permitió contar con una fase de implementación; pero que el actual gobierno tiene tiempo para materializar la voluntad política que ha mostrado en foros como la mesa temática de la Subsecretaría de Comunicaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) sobre Habilidades de Ciberseguridad para Telecomunicaciones y Radiocomunicación.

En dicha mesa, una de las conclusiones fue justamente la “creación de un organismo autónomo de ciberseguridad que emita reglamentación en la materia, establezca la responsabilidad de cada actor, que se apegue a estándares internacionales, que pueda suscribir convenios internacionales, fomentar la acreditación y que tenga la capacidad de dar incentivos al resto de los actores del ecosistema”.    

Entre los incentivos que Tsuru destacó para fortalecer el ecosistema de ciberseguridad en el país están los incentivos fiscales que pueden ser otorgados a aquellas empresas que cuenten con certificaciones en materia de ciberseguridad o la impartición de cursos sobre ciberseguridad y competencias digitales a los integrantes de programas como Jóvenes Construyendo el Futuro.    

“La columna vertebral de Jóvenes Construyendo el Futuro son sus sistemas informáticos y eso requiere un alto nivel de seguridad cibernética”, dijo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here